10 errores de ortografía más comunes y cómo corregirlos​

Por Lizeth Alvarado, Abril 26, 2022

¿Alguna vez le has dado clic al botón “publicar” en Instagram luego de pensar el mejor caption del mundo solo para que alguien te comente: “eso está mal escrito” ?, ¿te han devuelto trabajos de la U con palabras señaladas porque tienen errores de ortografía? ¡Eso termina hoy!  

 

Además de las redes sociales, escribir bien es una de las habilidades más importantes en los ambientes académicos y laborales. No solo demuestra más profesionalismo y seriedad, también evita confusiones y te ayuda a comunicar de forma efectiva. En ese sentido, evitar errores de ortografía, sintaxis y gramática es indispensable.  

 

Por eso, el día de hoy queremos repasar algunos de los errores más comunes que cometemos al escribir, por qué están mal y, sobre todo, cómo corregirlos.  

 

1. Mala conjugación del verbo haber

 

El verbo haber es uno de los que más usamos en el día a día. Sus conjugaciones son varias y es común que se usen de forma errónea, en ocasiones incluso se confunde con las conjugaciones de otros verbos como hacer o ver

 

  • Caso 1: haber y a ver 

 

Un error frecuente es ver estas dos expresiones usadas de forma indiscriminada o como si fueran una sola, pero la realidad es que una es un verbo:  

 

Ejemplo 1:A ver qué día nos volvemos a encontrar” 

Ejemplo 2:A ver, ¿cuál es el problema?”

 

En estos ejemplos, al usar a ver estamos hablando de visualizar, por lo que corresponde al verbo ver.   

 

Ejemplo 3: “No debería haber ningún problema” 

Ejemplo 4: “Ya tendría que haber una solución” 

 

En estas oraciones estamos hablando del verbo haber, es decir, mencionamos algo que existe.  

 

  • Caso 2: Ay, ahí y hay

 

Este es uno de los errores de ortografía más comunes que hay y nace de una confusión. 

 

Ejemplo 1: Ay, qué dolor tan grande!” 

En este ejemplo, estamos hablando de una expresión o una onomatopeya que puede expresar sorpresa, asombro, exaltación, etc. 

 

Ejemplo 2: “Está ahí, al lado de los zapatos” 

Ahí en este ejemplo (con tilde en la i) es un adverbio que se usa para señalar una ubicación.  

 

Ejemplo 3: “Ya no hay nada que hacer” 

En esta oración, hay viene del verbo haber y denota que existe algo o, en este caso, que no existe.  

 

  • Caso 3: allá, halla y haya

 

Ejemplo 1:Allá se ve una pequeña casa”. 

En este caso, se hace referencia a una ubicación, allá señala un lugar en el espacio. 

 

Ejemplo 2: “Si ella halla una solución a este problema, estaremos salvados”. 

Halla, como puedes ver, es la conjugación del verbo hallar

 

Ejemplo 3: “Ojalá haya un lugar para nosotros”. 

Haya, en este último ejemplo, corresponde a una conjugación del verbo haber, específicamente, al presente del subjuntivo. Sin embargo, haya también es el nombre de un tipo de árbol y de su madera.  

 

2. Mayúscula después de dos puntos 

 

Este es otro error de ortografía muy común: solemos creer que luego de dos puntos (:) debemos empezar la siguiente palabra con mayúscula y no es así. A diferencia del punto aparte y el punto seguido, los dos puntos no marcan el final de una oración, al contrario, dan paso a su continuación.  

 

Sin embargo, también hay que saber que hay excepciones a esta regla. Por ejemplo, cuando después de los dos puntos sigue un testimonio, cita o pensamiento en estilo directo, la siguiente palabra va en mayúscula.  

 

Ejemplo:  

En el encuentro, el director general afirmó: “Es necesario tomar medidas ahora”. 

 

Cabe la pena recordar que, según el sitio oficial de la Fundación del Español Urgente (Fundéu) de la RAE, los dos puntos sirven para introducir en el texto “enumeraciones, concusiones, ejemplos o información que concreta lo que acaba de anunciarse”.  

 

10 errores de ortografía más comunes

 

3. ¿Los meses inician con mayúscula? 

 

Si sueles escribir los nombres de los meses, los días de la semana o las estaciones del año con inicial en mayúscula, lo estás haciendo mal. Los correcto es escribir estos nombres con inicial minúscula. 

 

Ejemplo: "En junio inicia la primavera” 

Ejemplo: “El miércoles salimos en grupo” 

 

Cabe resaltar que los nombres de las festividades sí van con inicial en mayúscula. Así, por ejemplo: Navidad, Noche Buena, Reyes, Año Nuevo, Halloween, Día de los Enamorados, Día de la Mujer. 

 

4. Sino y si no: ¿cuál es la correcta? 

 

Seguramente has tenido que usar alguna de estas dos expresiones y nunca supiste cuál era la correcta. Queremos decirte que ambas son formas correctas, sin embargo, no sirven para lo mismo. A continuación, te explicamos en cuáles situaciones debes usar cada una. 

 

  • ¿Cuándo se usa si no

 

Esta expresión está compuesta por la conjunción condicional “si” y por el adverbio de negación “no”. Se usa cuando estamos introduciendo una oración condicional negativa dentro de la narración.  

 

Ejemplo 1: "Si no quieres hacerlo, entonces vete". 

Ejemplo 2: "El presidente amenazó con retirar el proyecto si no cambiamos el presupuesto inicial". 

 

Una forma sencilla para saber si debes usar si no es preguntarte si al poner una palabra entre “si” y “no”, la oración no pierde sentido. Si es así, entonces definitivamente es separada.  

 

Ejemplo: “Van a cambiar los puestos si definitivamente no hacemos algo”.  

 

  • ¿Cuándo se usa sino

 

Sino tiene varios usos: para contraponer una afirmación previamente negada, para señalar excepción y para reemplazar únicamente, solamente o tan solo. Además, sino también es un sustantivo y puede usarse como sinónimo de fatalidad o destino. Veamos algunos ejemplos: 

 

Como contraposición de una afirmación previamente negada:

Ejemplo: “No tiene intenciones de retirarse, sino que planea volver más fuerte”. 

Ejemplo: “A él no le gusta el frio, sino el calor” 

 

Como forma de señalar una excepción: 

Ejemplo: “Nadie en el mundo sabe esto sino tú”. 

 

Como reemplazo o sinónimo de únicamente, solamente o tan solo:

Ejemplo: “Te pido sino que me dejes explicarte un segundo” 

 

Como sustantivo sinónimo de fatalidad, destino, suerte, azar, etc.: 

Ejemplo: “No sabemos lo que el sino deparará para nosotros”. 

 

  • Tú / tu, mi  y él el

 

Otro de los errores de ortografía más comunes es confundir las versiones tildadas y no tildadas de estas palabras, o pensar que se pueden intercambiar sin distinción en una oración. 

 

Para resumir la explicación: , y él, con tilde, son pronombres personales y se usan cuando hablamos de alguien o de nosotros mismos.  

 

Ejemplos: 

solo sabes decir mentiras”. 

“A me parece que es mala idea”. 

“Pregúntale a él, seguramente sabe más sobre el tema que yo”. 

 

Como te puedes dar cuenta, los usamos cuando nos referimos o hablamos de una persona o de nosotros mismos en el caso de

 

Por su parte, las versiones no tildadas tu, mi y el tienen otros significados. Tu y mi son adjetivos posesivos que marcan que algo es propio de alguien en particular. 

 

Ejemplos: 

“Esa es mi camiseta favorita”. 

“No me cae bien tu amiga”. 

 

El, sin tilde, no es nada más ni nada menos que un artículo determinado que se usa, por lo general, antes de un sustantivo.  

 

Ejemplos: 

El carro rojo de la estación”. 

“Solo sabemos que le gusta el tomate y la lechuga”. 

 

Como te das cuenta, la tilde marca una diferencia importante a la hora de escribir, por eso es importante tenerla en cuenta en estos casos.  

 

Errores de ortografía

 

6. Más mas: no, no son lo mismo 

 

Este es otro caso en el que el acento o tilde es de suma importancia ya que puede cambiar radicalmente el significado de una oración. 

 

  • Mas, sin tilde 

 

Mas es una conjunción adversativa y la única ocasión en la que no lleva acento es cuando se puede reemplazar por pero o sin embargo en una oración.  

 

Ejemplos:  

“El dinero es importante, mas no es todo”. 

“Hay que ser valiente, mas no imprudente”. 

 

  • Más, con tilde 

 

Con tilde esta palabra es un adverbio que puede significar cantidad o comparación y una locución conjuntiva que equivale a sino

 

Ejemplos: 

“Hay más caballos en este establo”. 

“Juan es más guapo que Andrés”. 

“Tres más cuatro es igual a siete”. 

“No dices más que tonterías”. 

 

7. ¿Eres culpable de usar el “queísmo”? 

 

El queísmo es el nombre que se le da a la continua omisión de preposiciones antes de la conjunción que. Por lo general, la preposición que más se omite por error es de

 

Veamos algunos ejemplos comunes de queísmo: 

 

“No me di cuenta que habías llegado”. 

“Avísame antes que salgas del edificio”. 

“Logré convencerlo que tomé la mejor decisión”. 

“A pesar que no funcionó, todo salió bien”. 

 

En todos los ejemplos anteriores, hace falta la preposición de

 

“No me di cuenta de que habías llegado”. 

“Avísame antes de que salgas del edificio”. 

“Logré convencerlo de que tomé la mejor decisión”. 

“A pesar de que no funcionó, todo salió bien”. 

 

Ahora que lo sabes, no olvides agregar las preposiciones correctas antes de que y evita caer en el queísmo. 

 

8. Qué que, cuál cual, quién quien, cómo como, dónde donde, cuándo cuando

 

Para muchas personas sigue siendo un misterio cuando estas palabras llevan o no llevan tilde. Por eso hoy vamos a aclarar todas tus dudas. 

 

  • Con tilde o acento 

 

Qué, cuál, cuán, quién, cuándo, cómo y dónde llevan tilde cuando tienen sentido interrogativo o exclamativo directo e indirecto o cuando funcionan como sustantivos. 

 

Ejemplos con intención interrogativa o exclamativa directa: 

“¿Quién es ella?”. 

“¡Qué vergüenza!”. 

“¡Cuán bello es el mundo!”. 

“¿Adónde quieres ir?”. 

“¿Cómo sabes eso?”. 

"¿A cuál camino te refieres?”. 

 

Ejemplos con intención interrogativa o exclamativa indirecta: 

“No te imaginas cómo ha cambiado el mundo”. 

“No tengo idea de quién es ella”. 

 

Ejemplo de sustantivos: 

“No me importa el qué, me interesa es saber el cómo”. 

 

  • Sin tilde o acento 

 

Estas palabras van sin acento cuando son usados como pronombre, adverbios o, en algunos casos, como conjunciones. 

 

Ejemplos: 

“Sandra no dijo que estuviese molesta por lo sucedido”. 

Cuando amanezca, salimos”. 

“Lucía es tan hermosa como Andrea”. 

“No he visto a quien dirige el lugar”. 

“¿Buscas un lugar donde dormir?” 

 

Errores de ortografía más comunes

 

9. Por qué porque porqué por que

 

La confusión que existe entre los usos de cada una de estas palabras es una de la que más errores de ortografía genera. A continuación, te vamos a explicar en cuáles casos debes usar cada una: 

 

  • Por qué 

 

Se utiliza cuando la oración tiene sentido interrogativo o exclamativo directo o indirecto.  

 

Ejemplos: 

“¿Por qué no llegaste a tiempo ayer?”. 

“No entiendo por qué insistes en ser tan obstinado”. 

 

  • Porqué 

 

Esta forma pegada y con tilde es un sustantivo y significa causa o motivo. 

 

Ejemplos: 

“El porqué es lo de menos, quiero saber quién es el responsable”. 

“Te pido al menos un porqué para poder entenderte”. 

 

  • Por que 

 

Esta forma separada y sin acento es a combinación de la preposición por y el pronombre relativo que. En ocasiones, se usa como equivalente a por lo cual o por los cuales

 

Ejemplos: 

“Yo estaba realmente ansioso por que ella llegara a tiempo”. 

“Debemos velar por que se cumplan las normas al pie de la letra”. 

“Esa fue la razón por que ella decidió no volver”. 

 

  • Porque

 

Cuando encontramos esta palabra pegada y sin acento es porque se trata de una conjunción causal que se utiliza como equivalente de ya que o para que

 

Ejemplos:  

“No me gusta porque es una persona egoísta”. 

“Salir temprano es un riesgo porque puede llover”. 

 

10.  ¿Cómo se usa la coma? 

 

Muchos errores de ortografía y, en general, de escritura se producen porque no sabemos cuáles son los usos de la coma. Tan desconocidas son sus aplicaciones que muchos estudiantes viven aterrados de hacer uso de este signo de puntuación en sus trabajos de la universidad. 

 

A continuación, te contamos los usos más comunes de la coma: 

 

  • Para separar palabras o conjuntos de palabras dentro de un mismo enunciado 

 

Ejemplo: 

“Los tomates, las zanahorias, las lechugas, los ajís y el pimentón”. 

“Sales a la calle, cruzas la avenida, encuentras la parada y esperas el autobús”. 

 

  • Parar separar los vocativos 

 

Los vocativos son palabras que sirven para nombrar o llamar la atención de un interlocutor. 

 

Ejemplos: 

“Buenos días, equipo”. 

“Alejandra, trae a tu hermano”. 

“Muchas gracias por tu ayuda, Andrés”. 

“Sí, Carlos”. 

 

  • Para separar incisos o aclaraciones 

 

Los incisos son aclaraciones o explicaciones que se hacen dentro de una narración. 

 

Ejemplos: 

“El encuentro, que tomó alrededor de dos horas, fue tranquilo y satisfactorio”. 

“El avión, que partió al mediodía, transportaba a toda la liga española”. 

 

  • Para separar las aclaraciones o especificaciones relacionadas a alguien o algo 

 

Ejemplos: 

“Camila, la hermana de Susana, está embarazada”. 

“Miguel de Cervantes, autor de El Quijote, fue uno de los mayores exponentes de este estilo”. 

“Joe Biden, actual presidente de los EEUU, acompañó la celebración”.  

 

  • Para indicar que se ha omitido un verbo 

 

En algunas ocasiones, la coma se utiliza para indicar que se ha omitido un verbo en la oración, sin embargo, al leerla es claro de cuál verbo se trata. 

 

Ejemplo: 

“Mariana Pajón, lista para la competencia”.  Verbo omitido: está

“Big data, la tecnología del futuro”. Verbo omitido: es.  

 

  • Para separar o señalar expresiones puntuales 

 

La coma se usa siempre con ciertas frases, palabras o expresiones como esto es, es decir, en fin, por último, por su parte, por consiguiente, etc. 

 

Ejemplos: 

“En fin, se trata de una situación desafortunada”. 

“Por consiguiente, subió las escaleras y no volvió a bajar”. 

 

Si tienes alguna duda sobre los usos de la coma, la RAE los explica muy bien aquí.  

 

Ahora que conoces los errores ortográficos más comunes y cómo evitarlos, te invitamos a que sigas aprendiendo y leyendo para mejorar cada día más tu uso de la lengua española.  

Publicado en: Poliverso

Tagged: ortografia, escribir, trabajos, consejos

Quizá también te interese

SABEMOS QUE TE GUSTA HACER LAS COSAS DIFERENTES

Haz a un lado las excusas y empieza a desarrollar todo tu potencial. Dejános tus datos y pronto nos comunicaremos contigo.

+57