Las tradiciones e historias más extrañas de Navidad

Por Osmar Peña para Poliverso, Diciembre 16, 2020

¿Qué pasaría si en los días de Navidad te encuentras en Suecia, Dinamarca o Filipinas?, ¿sabrías cuáles son sus tradiciones y cómo celebrarlas? Es necesario entender cómo se festejan ciertas fiestas en otros lados del mundo, de esa manera podrás ampliar tu conocimiento sobre otras culturas y entender más el concepto de sus tradiciones.

Entrar en contacto con otras culturas no solo nos ayuda a entender mejor el espectro humanístico que tenemos y a desarrollarnos como personas más cultas, sino que nos puede ayudar también a ser más sociables, más humildes y a ampliar nuestra concepción de la realidad.

Comencemos entonces con un interesante listículo de tradiciones decembrinas a lo largo del mundo:

 

1.- El festival de los faroles gigantes en Filipinas

Todo comenzó entre 1904 y 1908 en el pueblo de San Fernando, en Filipinas. En esa época, durante los nueve días de novena antes de Navidad, los locales hacían pequeñas lámparas o faroles que traían luz a la casa como una forma de darle la bienvenida a la luz a sus hogares. Durante Nochebuena, llevaban los farolitos hasta las iglesias de cada barrio en una especie de procesión.

Al ir evolucionando la tradición, se fueron armando faroles cada vez más grandes y artísticos en diferentes pueblos, a tal punto de que cada uno trabaja de forma mancomunada en la elaboración de estos grandes faroles para participar en el festival y tener una representación de los pueblos unidos.

En la actualidad existe un concurso que premia a los mejores faroles en la ciudad. Además, hay faroles que superan los seis metros de altura y que pueden contener más de cinco mil bombillos.

 

2.- La tradición de la cabra de Gävle, Suecia

Cuenta la leyenda que durante las celebraciones del Yule, en los países nórdicos, existía una cabra que solía ayudar a los padres y a Santa Claus a entregar los regalos, incluso a veces dejaba de montar los renos por montar la cabra de Yule y repartir los presentes a los niños.

Desde 1966, en la ciudad de Gävle, en Suecia, decidieron erigir una cabra de 13 metros de altura (dependiendo del año ha llegado a medir hasta 15 metros) en un material similar a la paja, pero resistente según las temperaturas y el clima. Esto con el fin de conmemorar esa tradición, a su vez, se ha convertido en tradición paralela que alguien intente y logre incendiar la cabra.

Es necesario acotar que según la ley está prohibido hacerle cualquier tipo de daño a la estructura, es considerado vandalismo y está penado por la justicia sueca. De igual manera esto no ha impedido que hasta 2019 hayan logrado incendiar la cabra de Gävle 37 veces (solo se ha salvado en 17 oportunidades).

 

La tradición de la cabra de Gävle, Suecia

 

3.- Ucrania, la leyenda de la telaraña de Navidad

De acuerdo con las historias, dicen que una señora viuda vivía con sus hijos en una pequeña casa en la parte rural de Ucrania. Un día, una piña de pino cayó dentro de la casa y echó raíces, la familia cuidó mucho de este árbol esperando que creciera lo suficiente para Navidad. Al llegar Nochebuena, la familia no tuvo con qué decorarlo y los niños se fueron algo tristes a dormir.

A la mañana siguiente, notaron que el árbol se había cubierto de telarañas y tan pronto corrieron las cortinas de la casa y el sol iluminó el árbol, estas se convirtieron en hilos de oro y plata. Con esto, la familia pudo salir de la pobreza.

Debido a esto y como augurio de buena fortuna, notarás que en muchos hogares de este país se suele decorar con ornamentos de telarañas o con formas de arañas en los árboles y otras partes de la casa.

 

4.- Los 13 chicos yule en Islandia

Bajan de las montañas a partir del 12 de diciembre, los 12 hijos de los monstruos Grýla y Leppalúði. Se asemejan a trolls y cada uno de ellos desciende cada medianoche con un propósito distinto, uno se roba las velas, otro se lleva los cucharones, otro las ollas, otro golpea las puertas y así.

Cada uno busca hacer travesuras en las casas y asustar a los niños de cada familia. Según la leyenda, Grýla baja a buscar a sus hijos y a los chicos que se han portado mal se los lleva en un saco (parecido al de Santa Claus) para comérselos en su casa.

Así también está el gato de Grýla, que se llama Jólakötturinn, este particular animal revisa que si para Navidad algún miembro de la familia no recibe algún elemento de ropa, entonces se los come.

En la actualidad, algunas familias dejan regalos en las medias navideñas durante los 12 días de Yule en nombre de los trolls, esto para evitar que sea tan escalofriante el relato navideño.

 

5.- La leyenda de Krampus en Austria, Alemania, Hungría y Eslovenia

Existe un personaje que desciende de la mitología nórdica (se cree es el hijo de Hel), y que es un antagonista al personaje de Santa Claus. Krampus es un demonio con cuernos y desciende solamente entre los días 5 y 6 para castigar a los niños que se han portado mal y llevarlos con él al inframundo.

Esa noche, algunas personas suelen disfrazarse de Krampus y asustar a los niños en las calles en vísperas de Navidad. Incluso más recientemente se han realizado “carreras de Krampus”, donde los participantes borrachos persiguen a la gente por ciertas calles con la intención de atraparlos a modo de juego.

 

Esconder escobas en Noruega para Navidad

 

6.- En Noruega esconden las escobas

De acuerdo con las historias, se sabe que en Noruega existe la leyenda de que el 25 de diciembre, las brujas y los espantos visitan las casas aprovechando que se trata de una de las noches más oscuras del año en este país, por lo que las personas esconden todas las escobas de las casas para evitar que los espíritus se apoderen de ellas y se queden merodeando.

 

7.- En República Checa se lanzan los zapatos al aire

Esta costumbre tiene que ver con la superstición de que las mujeres solteras avientan (de espaldas y en dirección a la puerta de la casa) un zapato por encima de sus hombros. Si la punta del zapato cae apuntando a la puerta quiere decir que se casarán ese año que viene; en cambio, si el zapato queda mirando hacia otro lado significa que no tendrán suerte y les tocará esperar otro año.

 

¿Conoces alguna otra tradición? Compártela con nosotros a través de redes sociales bajo la etiqueta #Poliverso.

En estas fechas recuerda descansar, recuperar energía y compartir con tus compañeros de apartamento o con la familia con la que vives; evita asistir a eventos y recuerda siempre cuidar tu salud y la de tus seres cercanos.

¡Felices fiestas y próspero Año Nuevo!

Publicado en: Poliverso

Tagged: Navidad, diciembre, fiestas, navideño, historias, tradiciones, Austria, Noruega, Islandia, Suecia, Filipinas, POLI

Quizá también te interese

SABEMOS QUE TE GUSTA HACER LAS COSAS DIFERENTES

Haz a un lado las excusas y empieza a desarrollar todo tu potencial. Dejános tus datos y pronto nos comunicaremos contigo.

+57