Recomendaciones para hacer trabajos libres de plagio

Por Luisa Rodríguez para Poliverso, Abril 10, 2019

Hacer trabajos, independientemente de su formato; escritos, presentaciones, audiovisuales, gráficos, musicales, entre otros, es una actividad que te deja múltiples enseñanzas adicionales a las del tema principal que debes abordar y esto se da porque, durante su elaboración, tus profesores también quieren fortalecer habilidades como el trabajo en equipo, el análisis, el criterio profesional, y poco a poco irte ayudando para que inicies un camino en una actividad esencial del mundo académico: la investigación. Pero para ello debes prepararte y prevenir faltas serias y complejas como un plagio académico.
 
Investigar es fundamental e indispensable para el crecimiento de las sociedades. Cada elemento, tecnología y proceso que nos permite tener una buena calidad de vida en la actualidad se lo debemos a equipos de investigadores que buscaron, desde la raíz, soluciones a problemáticas específicas en sus regiones. Por eso, como técnico profesional, profesional, especialista o magister, es indispensable que aprendas en la práctica actividades básicas pero completamente necesarias dentro de la investigación como la búsqueda de fuentes y la forma en que debes usarlas dentro de tus trabajos para no caer en un error recurrente: cometer plagio por desconocimiento y las consecuencias.
 
¿Qué es el plagio y como evitarlo? Primero veamos su definición
 
¿Qué es el plagio?
 
Cuando utilizas los hallazgos, palabras, ideas u obras de otras personas como si fueran tuyos. En otras palabras, “dar copy + paste” de textos en tus trabajos, sin una interpretación, sin la apropiada cita al texto original es un plagio y no solo sucede con textos, también te puede pasar al utilizar obras artísticas sin un debido procedimiento, por citar un ejemplo más. Sin embargo, esto no significa que no puedas basarte en el conocimiento de investigadores y otros expertos para sustentar una idea propia, solo debes citar correctamente y dar un punto de vista propio en el que sea completamente notable que haces referencia a ciertos autores.
 
Existen varios tipos de plagio tanto de forma como de propósito, y por eso debes ser muy cuidadoso en la creación de tus trabajos y proyectos, por ejemplo, poner a un profesor como coautor de un trabajo para demostrarle respeto o admiración por guiarte durante su elaboración es un error que podría ser considerado como plagio ¿Lo sabías? Por eso es vital que aprendas cómo citar un autor, cómo debes dar crédito a compañeros o profesores, entre otras acciones indispensables.
 
Sigue estos consejos y consulta el Pacto de Honor Grancolombiano para obtener herramientas útiles que te eviten cometer plagio
 
¡Pilas! El plagio no solo puede traerte una mala nota, si das los pasos equivocados, puedes incluso ganar problemas a nivel legal, multas y sanciones que pueden afectar gravemente tu carrera. Respetar la propiedad intelectual es una de las muestras esenciales de tu profesionalismo, por eso tenemos estas recomendaciones para que tus trabajos cumplan con tus expectativas propias y con los objetivos que han planteado tus profesores, aquí van:
 
Lee muy bien: a veces por buscar de afán referencias para apoyar tus opiniones o ideas puedes citar textos que realmente no están en contexto con lo que necesitas expresar en un trabajo, y eso podría convertirse en una referencia falsa, que es un tipo de plagio. Si no tienes claro el enfoque del texto con el que quieres sustentar tu trabajo, apóyate en tus profesores.
 
El crédito a los que son: ten cuidado al mencionar la autoría del trabajo, agregar como coautores a personas que no fueron parte de su análisis y elaboración, solo puede traerte problemas. Si lo que quieres es reconocer el apoyo de otras personas durante la elaboración de tu trabajo, utiliza una sección de reconocimientos.
 
Ojo con el copy+paste: copiar y pegar puede ser un grave error si no haces un análisis previo o posterior y si no citas bajo normas apa u otras que te sean impuestas para la presentación de tus trabajos escritos. Puede pasar que de tanto redactar, leer, revisar se te pase una cita, así que releer lo mejor posible lo que escribes siempre debe ser una opción.
 
Parafrasear puede ser plagio: tomar un texto y solo cambiar ciertas palabras dentro de las oraciones es un plagio fácilmente detectable, recuerda que tus trabajos deben ser el resultado de diferentes procesos como análisis, crítica, la construcción de nuevos conceptos, entre otros, siempre podrás citar las palabras de los autores y darles crédito, pero evita este error.
 
El mismo trabajo para dos o más materias: también representa plagio a menos que haya sido un acuerdo de tus profesores, por ejemplo, crear un gran proyecto que una los conocimientos de varias materias. Si no es algo por este estilo, no caigas en este error y procura conectar conocimientos entre materias para otro tipo de proyectos que incluso puedas proponer en tu facultad.
 
Finalmente recuerda que al desarrollar trabajos escritos y presentaciones no solo ganas una calificación, es importante ser consciente del proceso de aprendizaje que llevas en tu carrera y de que puedes demostrar todas tus habilidades y nuevos conocimientos para beneficio de una sola persona: tú. 
 
Si quieres saber un poco más sobre lo que puedes hacer para evitar errores en el desarrollo de tus trabajos que te puedan traer problemas, el Poli tiene un espacio virtual en el que puedes consultar herramientas y normas para citar y redactar adecuadamente: el Pacto de Honor Grancolombiano, que que contiene la Política de Propiedad Intelectual, cómo citar con APA y opciones para combatir el fraude.

Publicado en: Poliverso

Tagged: Vida Universitaria; Aprendizaje

Quizá también te interese