¿Qué es el networking? Aprende y aplica algunos trucos

Por Luisa Rodríguez para Poliverso, Enero 15, 2019

Así como las personas somos más fuertes cuando nos conectamos como comunidad y logramos alcanzar metas benéficas para otros círculos cuando creamos en equipo, también podemos crecer profesionalmente y ayudar a crecer a otros de forma similar, este es el primer paso para entender cómo hacemos networking. 
 
Suena complejo, pero seguro alguna vez haz hecho algo de networking cuando intercambias datos de contacto con otros estudiantes o profesionales de acuerdo con sus intereses comunes, y gracias a esa nueva relación, logran crear proyectos, dar paso a buenas ideas, o tal vez intercambiar libros e información. Ahora ten esto muy presente: el networking no es solo para las personas extrovertidas con habilidades sociales fuertes. Cada uno puede usar sus talentos a su favor para establecer relaciones académicas y laborales sólidas y beneficiosas para toda su red y para sí mismo, la clave está en conocer tus mejores habilidades y aprovecharlas.
 
Cultiva tu red de contactos
 
Tanya Menon, psicóloga e investigadora estadounidense coautora de libros especializados en psicología organizacional, explica que esos contactos que poco cultivamos pueden ser una fuente de nuevo conocimiento, futuros proyectos e incluso un futuro empleo. La clave está en cambiar pequeños patrones en nuestros hábitos, cada cierto tiempo, para variar los contextos sociales en los que estamos acostumbrados a relacionarnos, con los consejos que te compartimos a continuación:
 
Evalúa tus criterios para relacionarte con los demás 
 
Si analizas en detalle tu círculo social, lo más seguro es que la mayoría de las personas tengan muchas cosas en común contigo y puedan reforzar conocimientos comunes entre sí, pero no sea tan frecuente adquirir unos nuevos. Si evitas tus prejuicios sobre el significado de lo aburrido o poco interesante y te animas a establecer nuevas relaciones en tu grupo de clases presencial o virtual, puedes ampliar tu red de contactos con personas de carreras y oficios diferentes al tuyo.
 
Haz un mapa de tu rutina diaria y analízalo
 
Si creas un mapa de los lugares que visitas a diario, y notas que a medida que pasan los días cambia muy poco o nada, podrías pensar en algunos espacios comunes a los que podrías ir para ampliar tu círculo profesional. Puedes iniciar probando con conferencias, conversatorios y eventos dentro de tu universidad a los que profesionales o estudiantes de varias carreras suelen asistir. Otra opción viable pueden ser los encuentros programados por bibliotecas, museos, fundaciones u otros espacios destinados para intercambiar conocimiento.
 
Revisa qué haces cuando más necesitas apoyo de tu red de conocidos y amigos
 
Según un estudio realizado por Menon en años pasados, cuando las personas tenemos crisis laborales o incluso personales como quedar en situación de desempleo o estar bajo de ánimo, tendemos a aislarnos y anular toda una red de personas entre amigos, e incluso familiares, que podrían apoyarnos para analizar y encontrar posibles soluciones. La clave está en hacer todo lo contrario y fortalecer nuestra red de contactos. Todos hemos pasado por momentos similares, así que no deberían existir razones para analizar ciertos dilemas con parte de nuestra red e intentar encontrar soluciones que incluso puedan generar efectos positivos a nuestro alrededor.
 
Analiza e intenta cambiar la forma en que entiendes las relaciones
 
Piensa ¿cuántas veces te ha enojado que ciertas personas solo te contacten para pedirte un favor? Bien, esto es porque muchos entendemos que hacer un favor o ayudar al otro es una transacción, y hemos asimilado que si ayudamos a una persona deberíamos recibir algo a cambio de ella, ¿qué tan humano y tan cooperativo es este concepto?, ¿cómo estás seguro de que esta es la verdad? Podrías probar siendo autocrítico frente a esos momentos y ver qué tanto puedes humanizar el hecho de que, si puedes colaborar a otro, también estás fortaleciendo tu vínculo con esta persona y continuar en colaboración constante.
 
Piensa en tus relaciones sociales con una metáfora
 
Un mensaje interesante y muy cálido que deja esta investigadora es que pensemos en nosotros mismos, no como seres aislados que de vez en cuando chocamos con otros, sino en un intercambio de energía con algunas conexiones y tal vez, creando algo nuevo durante nuestro viaje por este mundo social que tiene infinitas posibilidades y contextos por explorar y de los cuales siempre se puede aprender.
 
Con estos prácticos consejos puedes dar grandes pasos para expandir tus círculos de estudio, de trabajo, de nuevos proyectos y demostrar una vez más que ser y reconocernos diferentes son claves para avanzar hacia nuestras metas y apoyar a otros para que también puedan cumplir las suyas. ¿Qué opinas?

Publicado en: Poliverso

Tagged: Vida profesional, Vida Universitaria

Quizá también te interese