¿Qué es el burnout académico y cómo evitarlo?

6 minutos

Contenido de blog

El burnout académico es un trastorno prolongado, caracterizado por el agotamiento que afecta la capacidad y motivación relacionada con el estudio. Además de provocar un bajo rendimiento académico que puede afectar física y mentalmente otros aspectos de la vida.

Es muy probable que hayas escuchado sobre el síndrome del burnout, ya que es un trastorno que recién el año pasado (2019) se incluyó en el listado de afecciones reconocidas por la Organización Mundial de la Salud; sin embargo, solo suele ser popular cuando se relaciona al trabajo, más no cuando afecta a los estudiantes.

Si quieres conocer más sobre este síndrome y saber cómo puedes prevenirlo, continúa leyendo este artículo.

 

¿Qué es y cómo son los síntomas?

El burnout académico trata de un desgaste emocional y físico en las actividades diarias relacionadas al estudio y esto puede acarrear consecuencias graves en tu salud.

No se trata de algo momentáneo o temporal, sino que es un desgaste a largo plazo y continuo. Este trastorno afecta las partes física, mental y emocional del individuo.

Los síntomas más comunes de este tipo de burnout son:

  • Sentir agotamiento continuo (sin importar cuanto se duerma).
  • Aumento de la tensión en el cuerpo que pueden llevar a dolores de cabeza, musculares o en la mandíbula.
  • Se siente aislado.
  • No tener motivación por realizar ninguna actividad académica.
  • Enfermedades por estrés y agotamiento.
  • No tener ánimos para participar ni comentar nada relacionado con los estudios.
  • Ansiedad o depresión.
  • Falta de creatividad y ganas para llevar a cabo proyectos o trabajos escritos.
  • Sentirse irritable y atacar a los demás.
  • Pérdida de la confianza en las habilidades académicas.
  • Sentirse decepcionado, aburrido o con desaliento frente a actividades académicas o de ocio que antes solía disfrutar.
  • No cumplir con las fechas para todo tipo de entregas (trabajos, exámenes, talleres, inscripciones, trabajos de grado, etc.).
  • Incapacidad de concentración en clases, conferencias, lecturas, trabajos en grupo, entre otros.

 

Image
¿Por qué sucede el burnout estudiantil?

 

¿Por qué sucede y por qué no todos los estudiantes lo padecen?

El síndrome del burnout académico está asociado a cómo las personas están preparadas emocionalmente frente a las actividades que se desarrollan en el colegio o en la universidad, a cómo aprenden a lidiar con el estrés y a la cantidad de actividades o responsabilidades que tienen a cargo.

Muchas veces, en la universidad, los estudiantes sienten una gran presión por integrarse a este nuevo ambiente sobre el cual tienen el poder de decidir por sí mismos en qué actividades se involucrarán. Tanta puede ser la oferta que algunos se cargan con más cosas de las que pueden manejar y ello deriva en estrés, sensación de culpa y cargas emocionales.

La concepción del “buen estudiante” se interpreta en algunas ocasiones como aquellos que logran destacar en varias actividades académicas, en grupos estudiantiles, que tienen una vida social activa, que inscriben sobrecréditos, que son independientes y que además cuentan con un trabajo. Esa idea de “poder hacer todo solo” y “en paralelo” resulta en un desgaste a lo largo del tiempo, debido a que cada vez más se evade ese espacio personal y libre.

 

¿Quieres algunas claves para estudiar y trabajar en paralelo? Lee este artículo

 

¿Cómo es posible saber cuándo son demasiadas actividades?

Si bien no hay un medidor aconsejable de actividades y la etapa universitaria se junta con un periodo importante de la adolescencia, es necesario comprender a nivel personal con qué cosas cada persona se siente cómoda y mejorar los canales de comunicación con familiares, amigos y profesores para poder consultar sobre estos temas.

Es necesario también tener en cuenta que el hecho de hacer más actividades no repercute directamente en una mejor calidad de estas ni en una alta reciprocidad, es decir, no porque haga muchas actividades me irá bien en todas, ni se tendrá una percepción más positiva sobre mí.

Recuerda que solamente un programa universitario implica ir a clases, hacer las tareas, tener sesiones de estudio, realizar ejercicios, generar presentaciones, investigar en la biblioteca, leer guías o materiales recomendados y presentar exámenes.

Ser estudiante implica ya de por sí muchas actividades, por lo que quizá, y para que no te quede muy pesado, puedas complementar con alguna actividad deportiva o cultural en la universidad.

 

Image
¿Cómo se previene el burnout académico?

 

¿Cómo se previene o se cura?

Es necesario prestar atención a las señales que se van presentando a lo largo de tu camino estudiantil, ya que algunas de ellas pueden ser llamados de atención que da tu cuerpo o tu mente frente a un agotamiento progresivo.

Algunas buenas prácticas que puedes llevar a cabo para evitar el agotamiento son:

 

Aprender a decir “no”

Puede que tus compañeros, profesores y otras instituciones te motiven constantemente a integrarte a nuevos grupos, a realizar nuevas actividades e incluso a inscribir nuevos cursos o talleres. Cuando sientas que ya tienes suficientes actividades y que no tienes el tiempo para realizar más, está bien decir que no puedes.

Entendemos que quizá por pena sientas que no quieres quedar mal y que no te gustaría decepcionar a otros, pero aprender a decir “no” es una cuestión de educarse sobre cuáles son tus prioridades y qué otras cosas son accesorias. Así también puedes manejar mejor tu tiempo, es probable que tu respuesta sea: “no ahora, pero quizá sí más adelante”.  

 

Dormir y no desvelarse tanto

El descanso es necesario para retomar las fuerzas que necesitas para afrontar cada nueva jornada. Es normal que durante las épocas de exámenes finales o en ciertas evaluaciones que sintamos son más complicadas, necesitemos desvelarnos un poco con fines de estudiar más, debido a que no encontramos más tiempo disponible.

Revisa si es posible organizar tu tiempo, mejorar tu agenda semanal y si no queda otra opción, intentar no desvelarte tan seguido, no hagas de esto una práctica continua que puede afectar luego tus nervios y tu concentración.

 

Ser moderado

La moderación en las actividades se trata de entender qué tanto puedes hacer y seguirlo disfrutando. Muchas veces hay proyectos que comienzas con un par de cosas pero que van creciendo y llega un punto en el que ocupan mucho de tu tiempo.

Cuando sientas que una actividad ya no la estás disfrutando o que debes reducir la cantidad de labores que realizas, está bien analizar tus opciones y conversarlo con quien sea necesario. Ello te ayudará a mejorar la capacidad de análisis sobre las actividades, la responsabilidad que tienes y cómo puedes ofrecer soluciones que aporten positivamente a todas las partes.

 

Encuentra el espacio para todo

Las actividades académicas y extracurriculares, la vida social y familiar, el trabajo, la pareja y los amigos, todas son partes de tu vida a las cuales sueles dedicarles cierto espacio y tiempo.

Dependiendo de cada contexto y cada situación, puede que te tome un tiempo acostumbrarte a realizar este equilibrio entre lo que puedes dar a cada parte de tu vida sin sentirte exhausto. Intenta siempre mantener una buena relación comunicativa para que cada parte entienda los momentos en los que no puedes estar disponible y cómo es posible encontrar un buen equilibrio.

Es muy importante que entre todas las actividades siempre reserves espacios para ti, para descansar, para jugar, para distraerte y para relajarte.

 

Cuando requieras apoyo, sientas que estás pasando por este tipo de situación o quieras ayuda, recuerda que puedes asistir a un servicio de psicología. Poder hablar con un experto en salud mental no tiene absolutamente nada de malo y puede ayudarte a solucionar muchos de los problemas por los que atravieses y en los que crees que estás solo.

En streaming

Imagen
imagen de pruba.
EN VIVO
Activar
Primera feria de administración digital

Suscríbete - RSS

Recibe información útil para tu vida universitaria

Comparte este contenido en:

Filtra contenido usando palabras relacionadas o con algún tema de tu interés de este blog

Poliradio

Conoce la emisora institucional del Politécnico Grancolombiano, espacio en donde la comunidad Poli amplifica sus ideas y se comparten con el mundo por medio de internet.

¡Escúchanos en vivo aquí!