Bullet journal: qué es y cómo usarlo para organizar tu semestre

6 minutos

Contenido de blog

¿Organizar tu vida durante el semestre es un dolor de cabeza?, ¿buscas un método que te permita tener todos tus pendientes, tareas, metas, hábitos diarios y hasta pasatiempos en un solo lugar? Entonces el bullet journal es para ti.  

 

Sigue leyendo y descubre cómo utilizar uno de los métodos de organización más sencillos y famosos del mundo.  

 

¿Qué es el bullet journal? 

 

El bullet journal, diario de bullets o Bujo es un sistema de organización personal creado por el neoyorquino Ryder Caroll como una forma de ordenar su día a día y contrarrestar las dificultades que le generaba su déficit de atención.  

 

En pocas palabras, un bullet journal es un método para organizar ideas, tareas, metas, hábitos y todo lo que necesites en una agenda o diario que deberás actualizar cada día. ¿Lo mejor? Solo necesitas un cuaderno o libreta, un lápiz y ser constante. 
 
 
Aunque el creador de este sistema ofrece una estructura básica para empezar, lo cierto es que es un método tan flexible que te permite personalizarlo y ajustarlo a las necesidades de tu cotidianidad. 
 
 
Con este método podrás llevar un registro de tus tareas y trabajos de la universidad, tus metas personales, tus hábitos, tus gastos del mes, tus películas por ver, tus citas médicas, tus salidas mensuales, los cumpleaños de tus amigos y familiares y todo lo que quieras. 
 
 
Para saber más sobre la técnica Bujo, te invitamos a ver este video del sitio oficial del bullet journal:  
 
 

 

Paso a paso para organizar tu bullet journal 

 

Ahora que sabes qué es un bullet journal, empecemos a estructurarlo. Lo primero que debes tener a la mano son, como comentamos antes, un cuaderno o libreta y un lapicero. También puedes utilizar lo que desees para decorarlo a tu gusto; colores, stickers, acuarelas, recortes, etc.  

 

1. Enumera todas las páginas de tu diario 

 

El primer paso para estructurar tu bullet journal es enumerar todas las páginas. La idea de hacerlo es poder realizar el siguiente paso.  

 

2. Crea tu tabla de símbolos 

 

No tiene que ser la primera página si deseas marcar tu diario con tu nombre o algo similar, pero esto debe ser lo primera que aparezca en tu bullet journal. Los símbolos son convenciones que deberás crear para marcar tus tareas. Es importante que los aprendas ya que los usarás todos los días. Puedes usar los símbolos del método oficial o crear los tuyos, pero nosotros te recomendamos usar los originales. 

 

3. Es hora de crear el índice 

 

Luego de crear tu tabla de símbolos, pasa la hoja y toma las siguientes dos páginas para crear tu índice. Esta parte es importante ya que te permitirá encontrar lo que busques de forma rápida y sin complicaciones.  
 
 
Cada vez que agregues una colección (ejemplo: un nuevo mes o una página de libros por leer), deberás agregarlo a tu índice y anotar la página en la que se encuentra. Así tendrás acceso a todo en unos cuantos segundos.  
 
 
Image
Bullet journal símbolos
 
 

4. Establece tu registro anual o semestral 

 

En este paso empezamos a establecer lo que Ryder llama el “registro futuro”, es decir, la parte del bullet journal en la que organizas tu vida por año o semestre, meses y luego por días.  
 
 
Deberás apartar las siguientes dos páginas de tu agenda para crear un registro del semestre o cuatro páginas si harás este registro de forma anual. Divide cada página en tres de la forma en que prefieres; cada división será un mes.  
 
 
En el espacio de cada mes deberemos anotar las tareas, citas, eventos o fechas especiales que con antelación sabemos que tendremos en cada mes. Ejemplo: parciales, inicio y final del semestre, cumpleaños, citas médicas, viajes, conciertos, etc. De esta forma, podrás tenerlas presentes y no las olvidarás al iniciar cada mes.  
 
 
¡No olvides agregar tu registro anual o semestral al índice! 
 

5. Establece tu registro mensual 

 

Para el registro mensual nuevamente necesitaremos dos páginas. En la primera deberás poner el calendario de la forma que más te guste: puedes crear un calendario tradicional o simplemente poner los días del mes en una lista. Lo importante aquí es que tengas espacio para anotar eventos, tareas y fechas importantes. Cada mes deberás revisar tu registro anual o semestral y copiar esta información en el registro mensual.  

 

En la segunda página deberás crear la lista de tareas a realizar en el mes. A diferencia de los eventos y tareas que sabías que debías hacer desde el inicio del año, las tareas del mes no tienen una fecha establecida, pero deben completarse dentro de ese mes.  

 

¡No olvides agregar tu registro mensual al índice! 

 

Image
Bullet journal registro mensual

 

6. Crea tu primer registro diario 

 

Finalmente es hora de crear el registro diario, el lugar en el que anotaras tus tareas diarias. Escribe el día (ejemplo: jueves 12) y debajo todas las tareas o eventos que tienes que realizar, cada una con un bullet simple “·“. 

 

Al final del día deberás reservar un momento para revisar tu bullet journal y hacer un recuento de lo que hiciste o no ese día. Aquí deberás utilizar los símbolos del método bujo para organizarte. Por ejemplo, si completaste una tarea, deberás poner una “X” sobre el bullet; si otra quedó postergada, deberás poner el símbolo “>” para saber que la realizarás al siguiente día.  

 

Image
Bullet journal registro diario

 

En resumen, tu estructura básica deberá verse así: 

 

Página 1: portada (tu nombre o como decidas marcas tu diario). 
Página 2: leyenda o símbolos. 
Página 3 y 4: índice. 
Página 5 y 6: registro anual o semestral. 
Página 7 y 8: registro mensual. 
Página 9: primer registro diario.  
 

7.  Crea páginas para tus intereses 

 

Una vez que hemos abarcado la estructura clásica del método bujo, es hora de crear páginas o colecciones para tus interés, objetivos personales y hábitos a los que quieras hacerles seguimiento.  
 
 
Para esto no hay reglas, puedes crear tantas colecciones como necesites y de la forma en la que mejor te parezca. Lo único que debes recordar es: 
 
  • Deben ser fáciles de usar. 
  • Deberás agregarlas al índice para que puedas encontrarlas fácilmente. 
 
Algunos ejemplos de colecciones: 
 
  • Gastos del mes. 
  • Películas por ver. 
  • Libros por leer. 
  • Seguimiento de notas del semestre. 
  • Página de ideas. 

 

Consejos finales para usar tu bullet journal 

 

  • El bullet journal puede ser tan simple o detallado como quieras. Si disfrutas de realizar dibujos, pintar o decorar en general, es tu oportunidad para expresar toda tu creatividad. Si el arte no es tu fuerte, ¡tranquilo! El objetivo del método Bujo es que ante todo sea funcional, no bonito. Recuerda: si te abruma, no sirve.  
  • Sé constante. El éxito de este método depende de ti y de cuán constante seas al actualizarlo.  
  • No tienes que forzarte a cumplir todas tus tareas del día si algo más surge; el diario no debe controlarte a ti, es una herramienta para que puedas organizar tu vida.  
  • El bullet journal no está sujeto al papel. Puedes digitalizarlo en un iPad, por ejemplo, si estás tratando de trasladarte por completo al entorno digital.  

 

Ahora que sabes qué es un bullet journal y cómo empezar a utilizarlo, esperamos que este método te ayude en este semestre y puedas organizar tu vida. ¡No olvides suscribirte a nuestro blog para no perderte ninguna de nuestras novedades!

 

Comparte este contenido en:

Filtra contenido usando palabras relacionadas o con algún tema de tu interés de este blog

Poliradio

Conoce la emisora institucional del Politécnico Grancolombiano, espacio en donde la comunidad Poli amplifica sus ideas y se comparten con el mundo por medio de internet.

¡Escúchanos en vivo aquí!