10 consejos para concentrarse mejor en la clase virtual

Por Osmar Peña para Poliverso, Mayo 29, 2020

Si en algún momento has sentido que no logras concentrarte en tus clases mientras estás frente al computador, entonces has llegado al contenido correcto, ya que te daremos 10 consejos básicos para que puedas estar muy atento a tus actividades académicas virtuales.

Antes de comenzar debes tener presente que tendrás que hacer algunos ajustes a tu rutina para que tu productividad mejore, por ejemplo, deberás bloquear las distracciones y poner toda tu atención en realizar solamente las actividades pautadas para la clase. Vayamos paso a paso para que veas cómo lograrlo:

 

1.-Redes sociales inhabilitadas: ¿te ha sucedido que te quedas sin internet y tus redes sociales no se actualizan? Pues lo ideal es que apliques esta misma situación mientras estés en casa estudiando.

Sucede que las constantes notificaciones de estas aplicaciones no permiten que tu atención esté enfocada en la clase, ya que piensas más en revisar qué nuevas fotos hay para entretenerte o si alguien te ha escrito para contarte algo.

Para lograr concentrarte tienes varias opciones: dejar el celular en otra habitación y no volverlo a revisar hasta que acabes tu sesión de estudio o, si no logras tener el dispositivo lejos de ti, puedes instalar y activar aplicaciones de bloqueo para redes sociales.

 

 2.- Anti-cama: aléjate, no la veas, no estés en ella. Básicamente estas son las instrucciones directas para evitar este espacio, el cual debemos asociar al descanso y a liberar el estrés.

Los terapeutas del sueño recomiendan no utilizar la cama para actividades que desvirtúen la idea de dormir y descansar, por lo que no debes ver televisión, ni revisar el celular, ni comer, ni tampoco estar viendo una clase desde la cama.

Lo mejor es que una vez que te levantes, busques tu lugar de estudio en la casa y evites volver hasta que sea de noche.

 

3.- Date un respiro entre clases: ¿has escuchado de las pausas activas? Mientras estás en la computadora durante ciertos bloques de tiempo es necesario que te detengas por unos minutos, realices estiramientos y muevas tus articulaciones y músculos.

Lo ideal es evitar que la tensión se acumule en tus brazos, cuello y otras áreas que mantenemos con poco movimiento al estar frente al computador. Puedes buscar estas cortas sesiones en internet; lo usual es que se recomienden movimientos articulares de dedos, manos, muñecas, antebrazos y brazos.

Pausas activas y descansos durante clases

 

4.- No te quedes callado en clases: la pena virtual existe y se refleja cuando nos da pavor colocar el micrófono para participar en una clase o, cuando lo hacemos, sentimos que estamos diciendo cosas obvias, erradas o que nadie nos entiende.

Es muy importante que controles esas emociones y que no te cohíbas de participar, piensa que mantenerte activo en la clase te ayudará a entender mejor el tema. Además, evitará que te sientas perdido o con poco interés y también sabrás cuáles son esos espacios adecuados para intervenir y así resolver tus dudas sin problema.

 

5.- Hidrátate: la sed puede ser una excusa para retrasar la actividad que tenemos que hacer. Para evitar levantarnos y perder el foco de concentración, te recomendamos que mantengas una botella con agua o alguna otra bebida refrescante (no alcohólica) al lado de la computadora durante las sesiones de estudio.

Ten en cuenta que cuando nos deshidratamos nos da la sensación de sueño o cansancio, los ojos se sienten algo pesados y tendemos a querer hacer menos actividades. Mantenerte hidratado te ayudará a regular tu cuerpo y a evitar distracciones innecesarias en tus clases virtuales

 

6.- Ten una rutina matutina: tan pronto despiertes intenta soltar la pereza pronto y date un buen baño o prepara tu desayuno. La idea es que no te quedes adormilado, sino que te organices y arregles para el nuevo día.

Así sea que te quedes en casa, lo importante es que mantengas una rutina y te alistes para tus actividades con ropa fresca. Esto también ayuda a tu mente a entender que estás preparándote para nuevas actividades, dejarás atrás el modo descansar y tu energía comenzará a fluir.

Maneja una rutina matutina estudiantil

 

7.- Coloca música de ambiente: acá es según tu estilo y de acuerdo con lo que te funcione como música de fondo para estudiar. Para algunos la música movida y de ritmos rápidos ayuda a mantener la energía y la concentración, pero otros prefieren los sonidos más bien calmados y relajados, incluso canciones que no tengan letras sino que sea algo más instrumental.

Un recurso diferente y que puedes probar son sonidos de la naturaleza o de espacios comunes. Hay apps que te permiten reproducir audios como de tormenta, de lluvia, de fogata o incluso sonidos como los de una biblioteca, un café o las vías de un tren. Muchas veces evocar la sensación de estos espacios nos ayuda a eliminar distracciones y a prestar más atención durante el estudio.

 

8.- Arma tu escritorio: ya sabemos que tienes prohibido estudiar en tu cama, por lo que preparar un buen espacio es fundamental. Debes tener lugar suficiente para colocar tu computador, un cuaderno, tu botella de agua y una luz de apoyo, en caso de que estudies de noche. Evita cosas que te distraigan y solo mantén los elementos básicos.

Puedes emplear el comedor para esto, aunque también puedes hacer uso de un escritorio o de un mesón. Ten en cuenta que el computador debe quedar a una altura cómoda para que no dobles tanto el cuello y que tus brazos y manos puedan descansar apoyados mientras estudias. Como recomendación adicional, busca que tu espalda tenga un buen apoyo para que no te canses tanto, la ergonomía de tu sitio de estudio debe ser buena para cuidar tu salud.

 

9.- Haz algo de ejercicio durante el día: ya sea en la mañana, en la tarde o en la noche, es importante que le dediques tiempo a realizar alguna actividad física. Esto permite que tengas un mejor ánimo, que tengas una mejor circulación y presión arterial y que puedas dormir mejor.

Respecto a las clases, cuando haces ejercicio tienes más energía, por lo que puedes ser más productivo en las sesiones de estudio. Además, liberas mucho del estrés que puedes tener por otras responsabilidades, por lo que al sentirte menos presionado también estás más de ánimo para enfocarte en tus clases.

 

10.- Toma apuntes: la mejor recomendación para las clases virtuales. Pensarás que por tratarse de virtualidad no es necesario que lleves un registro manual de lo que vas aprendiendo, pero esta práctica te puede ayudar más de lo que piensas.

El cerebro construye muchos de los recuerdos a partir de acciones que realizamos o vemos, cuando esto se junta con el proceso de construir conocimiento a partir de notas que elaboramos, mapas mentales que dibujamos o conexiones de conceptos que escribimos, estamos alimentando mejor a nuestra memoria, por lo que establecemos un conocimiento más sólido.

 

Ahora que ya tienes estos 10 poderosos consejos para que tu concentración en la clase sea óptima, ¿qué esperas para ponerlos a prueba? Aplícalos desde ya en tu rutina como estudiante desde casa o comienza a aprender algo nuevo de manera virtual, lo importante es siempre buscar algo que te motive y lograrlo sin que nada te detenga.

Publicado en: Poliverso

Tagged: consejos, recomendaciones, clase virtual, virtualidad, virtual, Estudiar, estudiante, alumno, campus virtual, canvas, Poliverso

Quizá también te interese

SABEMOS QUE TE GUSTA HACER LAS COSAS DIFERENTES

Haz a un lado las excusas y empieza a desarrollar todo tu potencial. Dejános tus datos y pronto nos comunicaremos contigo.

+57