Usted está aquí

NOTICIA

< Volver

Noticia < Volver

Bogotá

Tu opinión es muy importante ¡evalúa tu programa!

Politécnico Grancolombiano   |    Bogotá

La Autoevaluación: "consiste en el ejercicio permanente de revisión, reconocimiento, reflexión e intervención que lleva a cabo un programa académico con el objetivo de valorar el desarrollo de sus funciones sustantivas en aras de lograr la alta calidad en todos sus procesos” (Consejo Nacional de Acreditación, 2013)

El Poli, desde su fundación, se ha caracterizado por su permanente interés en los procesos de autoevaluación y autorregulación en pro de mantener la calidad de sus procesos académicos, administrativos y por alcanzar altos estándares de excelencia en los programas académicos de pregrado y posgrado.

Es por eso que nuestra Institución ha establecido el Modelo de Autoevaluación y Seguimiento de la Calidad de programas académicos para que juntos, como familia grancolombiana, nos unamos y participemos del proceso de autoevaluación de los 44 programas académicos.

Tu participación es muy importante, ya que este proceso implica la evaluación de diferentes aspectos y el análisis de componentes que nos ayudan a entregar unos programas con excelentes estándares de calidad que permiten la acreditación y reacreditación. Asimismo, la autoevaluación permite confirmar que nuestra institución cumple con los requisitos que se demandan en cuanto a docencia, investigación, impacto social y que a nuestros graduados se les brinde las competencias apropiadas para desempeñarse en el mercado laboral.

¿Cómo puedes ayudarnos?

Como comunidad, es importante que opines y diligencies la Autoevaluación de los programas para que, de esta manera, aportemos al cambio y mejoremos día a día. Te invitamos a estar muy pendiente de nuestros canales de información donde podrás responderla.

¿Cuál es el objetivo de la autoevaluación?

  • Promover la cultura de autoevaluación en la Institución.

  • Promover la participación de los diferentes actores; profesores, estudiantes, graduados, administrativos – directivos y sector empresarial.

  • Identificar las fortalezas y características distintivas de los programas.

  • Identificar oportunidades de mejoramiento para el programa.

  • Identificar oportunidades de mejoramiento de carácter institucional.

  • Consolidación y puesta en marcha del plan de mejoramiento y de sostenimiento.

  • Identificar aspectos que permiten fortalecer de manera progresiva la capacidad autorregulativa del Programa y asegurar su mejoramiento continuo.

Los principios del proceso

Existen diferentes fundamentos en los cuales se basa el proceso para realizar una buena evaluación, que optimizan el rendimiento de la universidad, los cuales son; universalidad, integridad, equidad, idoneidad, responsabilidad, coherencia y pertinencia.

Los elementos de la autoevaluación

Los Factores son los pilares para la valoración de los programas académicos, ya que ellos se expresan de una manera interdependiente.

En el Poli estamos comprometidos con la autoevaluación para establecer estrategias, tomar decisiones y realizar acciones orientadas a la mejora de la calidad educativa y al cumplimiento de las metas misionales.

Los actores del proceso

Profesores: Su compromiso con la actividad docente, investigativa y de extensión se constituye en el núcleo de la calidad de un Programa. Este protagonismo le confiere una importancia especial en el proceso de reflexión y análisis, tanto sobre su propio quehacer, como sobre el conjunto de políticas y recursos académicos y administrativos que sustentan la calidad de un Programa.

Personal administrativo y directivo: Son una fuente privilegiada para obtener información de primera mano sobre la organización y los procesos internos de un programa.

Estudiantes: Los estudiantes son los sujetos protagónicos y a la vez los destinatarios del proceso formativo del Programa y de la Institución Universitaria. Ellos darán cuenta, no sólo de su satisfacción respecto del proceso formativo, sino de su grado de compromiso y participación.

Graduados: Los graduados son, en su ejercicio profesional, los representantes ante la sociedad del proceso de formación, vivenciado en el Programa académico. Tienen la capacidad de reflexionar, dar cuenta de dicho proceso y confrontarlo con su actuar en la sociedad en la que se hallan insertos. El impacto del trabajo de los egresados en la sociedad da cuenta de la calidad del programa.

Empleadores y representantes de agencias gubernamentales y otras entidades: son quienes interactúan con los procesos resultantes de las funciones de investigación y extensión del programa académico y de la Institución Universitaria en general.

Ellos tienen una visión de la pertinencia y la idoneidad del programa, evidenciando el grado de interacción y comunicación que tiene el desarrollo social, científico y tecnológico al cual se comprometió el Programa.

Aspectos importantes para un programa de alta calidad

Di lo que haces: se debe tener una clara fundamentación, coherencia con la misión, la visión y el PEI (Proyecto Educativo Institucional), expresada claramente en su PEP (Proyecto Educativo del Programa). Estos elementos deben ser conocidos y apropiados por la comunidad académica.

Haz lo que dices: coherencia entre lo que se dice y se hace para lograrlo, lo cual está reflejado en el cuerpo docente altamente calificado, calidad de la enseñanza, investigación científica de excelencia, creación artística reconocida, estudiantes sobresalientes, fuentes adecuadas de financiación y libertad académica.

Pruébalo: demostrar que lo que se dice y se hace son muestras de alta calidad, a través de procesos de autorregulación, autoevaluación y evaluación externa, apoyados en sistemas de información confiables e integrales.

Mejóralo: tener un plan de mejoramiento continuo y de innovación que responde a las necesidades demostradas por los procesos de autoevaluación.

Las características que tienen los programas de alta calidad

Teniendo como base la Misión, la Visión y el PEI, se definen como características de calidad para los programas de la Institución las siguientes:

•Formar en la interdisciplinariedad teórico-práctica de las ciencias que integran su objeto de estudio, para que, a partir del análisis crítico y la aplicación de esta, los estudiantes adquieran competencias que les permitan adaptar o generar procesos y procedimientos en su disciplina o profesión.

•Formar en lo investigativo, entendido como un proceso pedagógico y didáctico que propicie la autoformación y la participación del estudiante en su desarrollo académico y en la capacidad permanente de aprender a aprender.

•Ser un aporte a la sociedad que, a su vez, forme ciudadanos trabajadores éticamente competentes, capaces de interactuar, analizar y ofrecer aportes al contexto en el que se desempeña laboral y profesionalmente. 

•Promover la formación de talento humano y de líderes emprendedores que aporten valor a las organizaciones o generen empresa.

¿Qué es la Acreditación en alta calidad?

Es el reconocimiento por parte del Estado a los programas académicos en nivel de pregrado, maestría y doctorado, e Instituciones de Educación Superior (IES) que cumplen con altos estándares de calidad según los lineamientos establecidos por el Consejo Nacional de Acreditación –CNA.

Esta acreditación, es voluntaria y se otorga por un periodo de cuatro (4) a diez (10) años, según la condición de calidad que demuestre el programa académico y la Institución, siendo renovable a través de la solicitud que evidencie los resultados de los ejercicios de autoevaluación y la implementación de los planes de mejoramiento.

La acreditación de alta calidad es voluntaria y es un reconocimiento público de la alta calidad de los programas o Institución, se desarrolla en cinco fases:

  1. Cumplimiento de condiciones iniciales, de acuerdo con los lineamientos específicos para tal fin, definidos por el Consejo Nacional de Acreditación.

  2. La autoevaluación consiste en el ejercicio permanente de revisión, reconocimiento, reflexión e intervención que lleva a cabo un programa académico con el objetivo de valorar el desarrollo de sus funciones sustantivas.

  3. La evaluación externa o evaluación por pares académicos que, con base en el proceso de autoevaluación y la visita, conduce a la elaboración de un juicio sobre la calidad del programa en atención a su organización, su funcionamiento y el cumplimiento de su función social.

  4. La evaluación final que realiza el Consejo Nacional de Acreditación a partir de los resultados de la autoevaluación y de la evaluación externa.

  5. El reconocimiento público de la calidad que se hace a través del acto de acreditación que el Ministerio de Educación emite con base en el concepto del Consejo Nacional de Acreditación.

Nos autoevaluamos para el mejoramiento continuo y la prestación del servicio educativo con calidad.

 

 

 

 

14/Ago/2019

Eventos

Ver Todos