Usted está aquí

NOTICIA

< Volver

Noticia < Volver

Elecciones presidenciales EE.UU.

  |   

Los más probable es que el día 3 de noviembre se definieron las elecciones gringas. En cada elección se afirma el cliché de que se juega el espíritu de la nación, puede que en esta ocasión sí sea verdad. No solo el de la nación norteamericana, sino el de muchos regímenes alrededor del mundo. En particular, Colombia se sentirán efectos en asuntos económicos, ambientales y, por supuesto, de política de drogas y conflicto armado.

Para Colombia había dos escenarios posibles que se convirtieron en cuatro cuando Colombia dejó de ser neutral en las elecciones de EE. UU.: 1) gana Trump (republicano), Colombia apoyó a Trump; 2) gana Trump, Colombia apoyó a Biden; 3) gana Biden (demócrata), Colombia apoyó a Biden; y 4) gana Biden, Colombia apoyó a Trump. Aunque los escenarios no reflejan completamente la realidad mixta de nuestro país donde unos sectores políticos han manifestado apoyo a Trump y otros a Biden, sí nos podemos decantar más por los escenarios (1) y (4), dada la proclividad del partido de gobierno colombiano hacia el ocupante actual de la Casa Blanca (leer La adhesión inconveniente de Iván Duque a Donald Trump). También hubiese sido importante tener en cuenta escenarios si los republicanos conservan las mayorías en el Senado o lo ganan los demócratas, por razones de espacio no me detendré mucho en ello. Supongamos que si Trump gana conserva el Senado y si Biden Gana, este gana las mayorías de la cámara alta. En aspectos económicos, sí Trump gana se ha visto un regreso al estilo proteccionista de la economía estadounidense, bajo su lema de “Primero América”.

La acción ejecutiva más usada por el actual presidente es la creación y alza de aranceles a productos extranjeros para estimular el regreso de manufacturas. Estos levantamientos de aranceles suelen responder a lo que el mismo mandatario interpreta o no como favorables a sus intereses individuales, especialmente, como él considera que su audiencia en EE. UU. lo va a percibir. Aunque lo más fácil de interpretar es que en Colombia imaginaríamos continuidad en lo ocurrido en los últimos 4 años, es más probable un escenario de incertidumbre. Como ya ha ocurrido antes con Colombia y otros países tradicionales de EE. UU., el mandatario los advierte de tomar medidas contra ellos cuando considera que no están alineados a sus objetivos. La diferencia con Biden tendría como ventaja la mayor certidumbre. En particular las políticas económicas estarían atravesadas por la posición que este establezca hacia Colombia en política antidrogas y medio ambiente. La política antidrogas del mandatario estadounidense se ha enfocado en el uso de herbicidas como el glifosato y en presentar reducción de las hectáreas de cultivos de coca. Esto a pesar de que actualmente se puede producir en una hectárea más hoja de coca de lo que se hacía hace 30 años. De modo que actualmente, las hectáreas son menores, pero la producción es mayor. Dado que el conflicto armado colombiano ha estado vinculado a la financiación a través del narcotráfico, Trump ha desacreditado los acuerdos de paz muy alineado a la retórica del actual gobierno colombiano. Esto incluso ha llegado a pronunciamientos de respaldo del Secretario de Estado de EE. UU. hacia el presidente Duque en Colombia en las movilizaciones sociales del 21 de noviembre de 2019. En este aspecto, se esperan cambios más estructurales si gana Biden. El demócrata apoyó el Acuerdo de Paz celebrado en la Habana (Cuba), ha visitado Colombia en varias ocasiones y en los debates ha manifestado cambiar la perspectiva el consumo de drogas como un problema de salud pública y no de criminalización. También Biden tiende ha favorecer más las decisiones basadas en evidencia científica, lo que descartaría el glifosato como herramienta principal para combatir la producción y favorecería más la restitución de cultivos.

En términos medio ambientales, los dos candidatos son opuestos. Trump niega la ciencia y toda la evidencia que se presenta ante el cambio climático (y muchos otros temas como lo asociado con la COVD-19) y el poco tiempo que resta para atenderla. Incluso ante los incendios de California y Oregón que desplazaron medio millón de personas, Trump sostuvo que se debía a mala administración de los bosques. Biden ha dicho directamente en sus debates que el cambio climático es una amenaza existencias a la especie humana, ha propuesto un plan donde invertiría 20 mil millones USD en energías limpias y se reintegraría al Acuerdo de Paris. Colombia entraría en estas políticas por la Amazonía y por la altísima deforestación ocurrida en los últimos años. Biden dio una señal de hacer exigencias a Brasil en el cuidado de la Amazonía en uno de sus debates y muy posiblemente esa agenda para los países de la región. Por último, si hacemos caso de la mayoría de las encuestas y de la predicción del profesor Allan Lichtman, el escenario más probable es la victoria de Biden, con la sensación de desconfianza de la próxima administración estadounidense de que el gobierno colombiano apoyó tácita o explícitamente a Trump.

Economía, Finanzas y Contabilidad

09/Mar/2020

Elecciones Autor:

Eventos

Ver Todos