Usted está aquí

NOTICIA

< Volver

Noticia < Volver

Sede: 
Sede Bogotá
Sede Medellín

Respuestas a las preguntas difíciles del plebiscito

Angie Quevedo   |    Sede Bogotá Sede Medellín

En el auditorio Jaime Michelsen, el congresista Samuel Hoyos promotor del No y Mafe Carrascal activista por el Sí, respondieron algunas de las preguntas complejas que se hacen los colombianos, con referencia al plebiscito del próximo 2 de octubre. 

Desde posiciones opuestas, el congresista y la activista política contestaron algunas de las inquietudes propuestas por varios expertos, desde diversos escenarios. Los académicos encargados de  formular los interrogantes  fueron: el director del Observatorio de Representación Política de la Universidad el Rosario, Yann Basset, el vicedecano de la Escuela de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda, Santiago Castro y el director de Justicia Transicional del Centro de Estudios de la Universidad Nacional, Nelson Sánchez.

Adicionalmente, contribuyeron con sus preguntas, el Gerente de la campaña por el No, Juan Carlos Vélez  y el Director de la Señal de la Mañana de Radio Nacional de Colombia, Darío Fernando Patiño. 

Si usted está entre el grupo de personas que aún no sabe qué decisión tomar sobre el plebiscito,  a continuación resumimos algunas de las preguntas y respuestas que surgieron durante este debate y que podrían darle algunas luces. 

Yann Basset

Pregunta - Yann Basset: En el caso de que gane el Sí  ¿cómo ven el futuro del partido que resultará de la desmovilización de las FARC? y en el caso de que gane el no, ¿Cuál sería la alternativa?

 

Respuesta - Samuel Hoyos: El SÍ trae unos riesgos para esta democracia y para el Estado de derecho. Este es un país que tiene los elementos para llegar a un populismo de izquierda o de derecha y no estamos exentos de pasar a un gobierno con estas características,  poniendo en riesgo los principios fundamentales de la democracia liberal. Si gana el No, nuestra intención sería darle un mandato al gobierno de renegociar en unos términos que sean satisfactorios para la mayoría del pueblo colombiano. No se trata de cortarle la cabeza a Timochenko, sino de pedirle unos mínimos de justicia y unas penas mínimas.  

Respuesta - Mafe Carrascal: Estamos en una negociación porque, durante más de 50 años, nadie ganó la guerra. Como no ganamos la guerra, es descabellado sentarse a negociar y decir que nadie va a ceder algo. Está guerrilla nació con un interés político en contra del Estado y del sistema, por eso, es un triunfo que logremos traerlos a este lado. Yo veo a las Farc como partido político y para mí eso es magnífico, porque todos deberíamos tener la oportunidad de participar. Lo importante de este acuerdo es que nunca más haya que levantar un arma contra alguien,  simplemente porque piensa diferente. 

P/ Santiago Castro: ¿Es posible afirmar que la campaña del plebiscito se está dando en igualdad de condiciones, cuando el Gobierno Nacional obliga a los medios de comunicación a pasar cuñas sobre el acuerdo, que no son informativas, sino para promocionarlo? 

 

R/ Mafe Carrascal: Si lo planteamos de esa forma, obviamente no está bien y  habría un desequilibrio. Sin embargo, creo que la campaña no es desequilibrada desde la ciudadanía. La campaña del SÍ ha sido completamente ciudadana. Recordemos que la paz no es de Santos, él es la representación del Estado. Querer titular algo como los acuerdos de Santos es una bajeza. 

R/ Samuel Hoyos: En todos los canales, emisoras y  periódicos hacen propaganda a favor del SÍ. Esto pone en desventaja a quiénes tenemos una opinión contraria. Además, la pregunta del acuerdo es tendenciosa y genera falsas expectativas en el ciudadano. Es como si me preguntan si quiero ser rico o pobre, estar enfermo o aliviado. Obviamente que queremos la paz. 

 

P/ Nelson Camilo Sánchez: Luego de las declaraciones de la fiscal de la Corte Penal internacional, Fatou Bensouda, y de la oficina del Alto Comisionado para las Naciones Unidas sobre derechos humanos ¿todavía es posible defender la idea que el acuerdo final promueve la impunidad?

 

R/ Samuel Hoyos: La carta de la Fiscal Internacional me parece que es una advertencia. Ella dice: “estaremos expectantes a la aplicación”. Es decir, vamos a ver como resulta esto para poder decir si efectivamente hubo o no hubo impunidad.  Hablamos de impunidad porque el acuerdo dice claramente que, quiénes confiesen ante la Jurisdicción Especial para la Paz crímenes de lesa humanidad, guerra y delitos de trascendencia internacional, tendrán penas privativas de la libertad entre 5 y 8 años. Sin embargo, después dice que, en ningún caso, se impondrán en condición de reclusión. A mí eso me parece impunidad. Me parece que la gravedad del delito no se compadece con la sanción impuesta. 

R/ Mafe Carrascal: Yo sí creo en la justicia restaurativa y creo que la Jurisdicción Especial para la Paz busca eso. Es más costoso en términos económicos llevar a los guerrilleros a las cárceles.  Un preso le está costando al país más o menos trece millones de pesos al año y si ustedes lo multiplican por 20 años son 500 millones de pesos al año. Es decir que por cada guerrillero,  pagaríamos mucho. Por la Jurisdicción Especial para la Paz, cada preso costaría solo 25 millones de pesos. Tenerlos por fuera incluye una reincorporación que les obliga a estudiar, para poder acceder al salario de 620 mil pesos. Además, tienen que estar en tratamiento psicológico. 

 

P/ Juan Carlos Vélez: Las Farc dicen no tener plata, sin embargo, la fiscalía ha dicho que tienen miles de millones de dólares. ¿Por qué las Farc no indemnizan a las víctimas con ese dinero? ¿Por qué vamos a tener indemnizarles a ellos las víctimas y además, darles un subsidio y dinero para que se reincorporen a la vida civil? 

R/ Mafe Carrascal: Lo que se deje de invertir en la guerra se tiene que invertir en otro tipo de ámbitos. Creo que todos debemos poner algo. Es impresionante la cantidad de cosas que uno escucha, como si este país no fuera de nadie y aquí nadie tuviera que poner nada. 

R/  Samuel Hoyos: Sería un gesto de paz importante por parte de las Farc, entregar algo del dinero del narcotráfico para reparar a las víctimas. Decir que no tienen un peso es burlarse de la sociedad colombiana, pues ellos son el primer cartel de cocaína del planeta.  

P/ Dario Fernando Patiño: ¿Cuáles son las ventajas para el país de que gane el NO?

 

 

R/ Samuel Hoyos: El pueblo le estaría dando un mandato al Gobierno del presidente Santos para reorientar los puntos de la negociación. Las Farc han dicho que están dispuestos a seguir negociando con el Estado. Si gana el No, podemos buscar un mejor acuerdo que no lesione los principios fundamentales de la justicia, del estado de derecho  y de la democracia liberal.

R/ Mafe Carrascal: Nosotros reelegimos a Juan Manuel Santos justamente para que llevara a cabo este proceso. Él también es presidente de aquellos que están en la campaña por el No, pues la mayoría de los colombianos lo eligieron. El Presidente de la República constitucionalmente tiene el mandato y la función de conseguir la paz. Yo nunca estuve de acuerdo con que esto se haya refrendado. La paz es un derecho universal y no tiene por qué llevarse a consulta. 

 
Sociedad Cultura y Creatividad

22/Sep/2016

Temas:
Noticias para Estudiantes,

Eventos

Ver Todos