Usted está aquí

NOTICIA

< Volver

Noticia < Volver

Sede Bogotá

Hablemos de Bitcoin

Iván Francisco Tunjano   |    Sede Bogotá

Para entender un poco sobre las criptomonedas, es necesario tal vez que hagamos algo de memoria y retrocedamos en el tiempo para entender por qué tenemos hoy billetes y monedas y se denominan “Moneda legal” en nuestros países y el por qué existe un banco central que es responsable de administrarla, tanto de imprimirla y controlar la cantidad en circulación, como de crear estrategias para mantener su poder adquisitivo, y con esto me refiero a que alcance para comprar los mismos bienes y servicios en diferentes momentos de tiempo.

 

El dinero es un medio de intercambio comercial que sustituye el trueque, y cuando alguien intercambia un producto por dinero, está recibiendo un “activo” que tiene valor (moneda legal), y que podrá usar posteriormente para comprar otros productos, este activo tiene valor porque es de aceptación universal es decir es deseable y su valor permanece en el tiempo, y esto también se debe a que se tiene confianza en los bancos centrales encargados de administrarlo.

 

El papel moneda se conoce como moneda legal porque es administrado por un banco central, el cual controla la impresión de nuevos billetes y además controla las tasas de interés que permiten el apalancamiento que se considera un generador de crecimiento económico. El banco central podría imprimir dinero con el objetivo de entregarlo a la sociedad, y que exista más dinero en circulación para que todos fueren más ricos, sin embargo esto haría que existiera mucho papel moneda y entonces los que tienen dinero podrían pagar más por un producto o servicio, y los actores económicos que ofrecen productos y servicios podrían cobrar más, porque existe mucho dinero en circulación, los agentes económicos podrían optar por no trabajar porque existe dinero que imprime el banco y con el cual pueden comprar productos y servicios, y los productores y oferentes de servicios se verían desmotivados en su actividad, porque no sería necesario hacerlo, ya que el estado también les podría imprimir más dinero a ellos y en consecuencia podrían comprar también productos y servicios, esto resultaría en una gran inflación, y generaría una desvalorización de la moneda. El crecimiento económico se genera por el simple intercambio comercial, el gasto de “alguien” es el “ingreso de otro”, quien más se esfuerce en crear productos y prestar servicios con una mayor dinámica será entonces quien acumule mayor riqueza.

 

Ahora volvamos al BitCoin, una moneda virtual que fuera creada para permitir la compra y venta de productos por internet, sin embargo, es necesario tener en cuenta aspectos como: ¿Quién crea los nuevos BitCoin? ¿Cada cuánto se crea un BitCoin? ¿Quién controla la creación de BitCoins? ¿Cómo evitar la falsificación de esta moneda? ¿Cuánto vale un BitCoin?

 

Las primeras preguntas podríamos resolverlas abriendo un blog en internet donde encontraríamos que existe una metodología de creación de BitCoins cada 10 minutos y que eso seguirá ocurriendo hasta llegar a un volumen de BitCoins que en principio sería fijo y estable (debido a que es virtual, no sería necesario reemplazarlo como ocurre con los billetes físicos que se pueden deteriorar cada cierto tiempo). Ahora, teniendo en cuenta esta situación, entonces ¿cómo podríamos validar como consumidores que existe exactamente la cantidad de BitCoin que en principio se dice que se van a crear?, por ahora dejo al lector esta pregunta.

 

Sigamos con nuestros interrogantes, supongamos que soy usuario de BitCoin y tengo lo que en este mundo se conoce como un “monedero” que es el espacio virtual donde acumulo esta “riqueza”, y pensemos en un escenario en el que nadie quisiera aceptar dicha divisa de cambio, en consecuencia, no podría cambiar esta riqueza por productos y servicios. Entonces, ¿a donde podría ir para que me convirtieran esta divisa en papel moneda legal que pudiera ser aceptado y que esto me permitiera cambiarlo así por productos y servicios? Dado que esta divisa es descentralizada y que no existe como tal un respaldo, entonces esta posibilidad es inexistente. Pero tenga en cuenta que para adquirir BitCoin, se realizó mediante el pago con moneda legal del país donde se encuentre, entonces; Alguien crea una divisa virtual que no respalda, para cambiarla por moneda legal administrada por el banco central que además cuida que su poder adquisitivo se mantenga.

 

Ahora que hablamos de poder adquisitivo, nos podemos preguntar ¿Cómo se mantiene el poder adquisitivo del BitCoin?, y para esto deberíamos cuestionarnos, cuantos BitCoin recibiría por un activo que usted produce, allí está la respuesta a esta pregunta, en la medida en que una moneda es aceptada, entonces tendrá valor, sin embargo el valor de la moneda podrá tener volatilidad o cambios de precio cuando es mayormente demandada o cuando es mayormente ofrecida en venta, dado que se tiene una regla de creación de una cantidad fija de BitCoin cada cierto tiempo, entonces si la demanda aumenta súbitamente, superando la oferta del mismo, entonces tendríamos una relación de cambio en crecimiento o dicho de otra forma un valor de BitCoin superior, hasta que se mantenga esta tendencia y viceversa, en caso de un fortalecimiento de la oferta de estas monedas, pero en este espacio quisiera devolverme al punto anterior, para volver a acotar que “alguien” crea BitCoin para intercambiarlos por “moneda legal”, para que otros realicen intercambio comercial con BitCoin.

 

¿Esteremos actuando como pingüinos? siguiendo una fila para ingresar en este mundo digital a esta otra dimensión donde aparentemente podremos ser ricos negociando con bitcoins, y mejorar nuestros ingresos, sin mayor esfuerzo, o realmente es la mejor alternativa de inversión actual. Y la verdad señor lector, es que la riqueza no se crea de la nada, ni con poco esfuerzo, la riqueza se crea siendo productivos y acumulando utilidades que posteriormente podremos poner a trabajar para nosotros. Invertir en esta moneda tiene riesgos porque su valor de cambio tendrá variaciones en la medida que es mayormente aceptada o no, además de los riesgos asociados a la seguridad de la tecnología utilizada para controlar la creación y para llevar las cuentas en los “monederos” de los usuarios la cual podría ser vulnerada, adicional a que en últimas estamos cambiando moneda legal en principio administrada por un banco central sólido por moneda virtual sin ningún tipo de respaldo.

 

En conclusión, como alternativa de especulación y de aprovechamiento de volatilidades de su tasa de cambio con respecto de la moneda legal, puede ser un excelente negocio para expertos especuladores. Sin embargo, estas monedas virtuales deben responder muchas preguntas antes de convertirse en un elemento de intercambio que puedan utilizar todos los actores económicos.

 

14/Mar/2018

Temas:
Noticias para Estudiantes,

Eventos

Ver Todos