Usted está aquí

Corea del Sur: una experiencia que jamás olvidaré

Mi nombre es Laura Alejandra Rojas Caballero, soy estudiante de Negocios Internacionales y actualmente me encuentro cursando quinto semestre. En septiembre de este año participé en el concurso mundial de lengua coreana que se realizó en Corea del Sur, donde tuve la oportunidad de acercarme a la cultura tradicional coreana y vivenciar una experiencia inolvidable.

Mi interés por la cultura coreana comenzó hace cuatro años, cuando vi un documental que llamo mi atención y en donde el tema era el rápido crecimiento económico y social de Corea del Sur luego de una guerra que los dejó devastados.

Desde ese momento empecé tener interés en el mundo de la cultura coreana, su historia, sus costumbres, su cine, su música, y su modernidad. Como cada día me encontraba más inmersa en este mundo, quería tener una nueva meta en mi vida y fue así como tomé la decisión de empezar a estudiar coreano para poder conocer y entender más de la cultura y vivenciarla. 한국어를 공부하자! (¡Vamos a estudiar coreano!).

En la institución en donde actualmente estudio coreano, cada año realizan un concurso de lengua coreana en el que el primer puesto gana un viaje a Corea del Sur; decidí presentarme a dicho concurso y pude tener esta gran experiencia.

Mi interés por la cultura coreana comenzó hace cuatro años

Una vez en Corea del Sur, quería vivir al máximo esta experiencia para que me permitiera crecer personal y profesionalmente. Allí pude visitar lugares tradicionales, museos, palacios, algunas empresas coreanas y también tuve la oportunidad de interactuar con gente de otros países que vivieron conmigo esta experiencia.

Durante esas dos semanas, conocí varias personas coreanas con quienes conversé en el idioma, se sorprendían un poco ya que no sabían que tantos extranjeros tuvieran interés en su cultura. Las conversaciones fluían de manera casi natural y pude darles a conocer un poco de Colombia, del cual sabían algo acercar del café, las flores y el futbol. Algunos de ellos me decían: “우리는 콜롬비아의 커피뿐만 아니라 꽃하고 축구하고 에쁜 여자들에도 대한 알아요. 콜롬비아 사람들이 친절해요” (Nosotros no solo conocemos el café colombiano, también sabemos acerca sus flores, futbol y mujeres bonitas. Ustedes los colombianos son realmente muy amables). Esto fue muy grato para mí y alegró mi experiencia en este país.

Por otro lado, una de las cosas que pude notar en mi estadía en Corea del Sur, fue que a pesar de ser un país tan desarrollado, aún conserva esas raíces tradicionales, esas costumbres que los hace tan únicos y ese sentimiento de patriotismo que quieren proteger. Por ende, para algunos coreanos, especialmente para los adultos mayores, quienes aún no se acostumbran a esa influencia extranjera que está viviendo su país hoy en día, existe algo de recelo. 

Eso es algo que puedo entender y respetar, pues ellos se esforzaron  por sacar su país adelante después de una guerra y quieren velar por conservar sus tradiciones e historia. Pero aun así, hoy en día el mundo se trata de eso, de interactuar con personas de diferentes países, aprender nuevos idiomas y abrir nuestra mente, porque vivimos en un mundo cada vez más globalizado y expuesto a la influencia de otras culturas.

Una de las cosas que pude notar en mi estadía en Corea del Sur, fue ver como a pesar de ser un país tan desarrollado, aún conservan esas raíces tradicionales.

Mi viaje a Corea del Sur fue realmente enriquecedor. Me llenó de nuevos objetivos y nuevas metas por cumplir, me dejó grandes amigos que espero ver pronto y muchas ganas de volver. Como joven, tener sueños significa perseguirlos y no tener miedo de hacerlos realidad.

꿈이 있다면 절대 포기하지마라. Sí tienes un sueño, no te rindas.

Autor 

Laura Rojas

Laura Rojas Caballero
Estudiante de Negocios Internacionales