Usted está aquí

NOTICIA

< Volver

Noticia < Volver

Sede: 
Sede Bogotá
Sede Medellín

3 aspectos clave a tener en cuenta a la hora de desarrollar tu marca personal

Álvaro Rodríguez   |    Sede Bogotá Sede Medellín

Esa persona tiene algo raro que no me cuadra…

Solemos decir o escuchar expresiones como la anterior y sin duda en alguna ocasión, la hemos escuchado de otras personas refiriéndose a nosotros mismos. Más allá de las palabras, nuestra manera de actuar y de interactuar con los demás comunica importantes aspectos de nuestra personalidad, un comportamiento que los psicólogos clasifican como una conducta informativa no verbal.

Permanentemente estamos comunicando y por tal motivo debemos tener especial cuidado con los mensajes que transmitimos y presentamos a los demás, pues estos están arraigados a nuestra reputación en general. Las tendencias empresariales apuntan a la búsqueda del profesional que tiene una marca sólida acorde a su valor como líder y que además, promueve su negocio.

En ese sentido, todos los elementos que nos acompañan deben estar pensados de acuerdo a nuestra individualidad y por ello llamamos tu atención sobre los siguientes puntos, no como una guía para mejorar tu comportamiento no verbal, sino como una alarma para que empieces a prestarles más atención a y desarrollar tu propia marca personal.

1. Nuestra ropa y arreglo personal

Aproximadamente el 80% del éxito de una primera aproximación personal o de negocios recae en la apariencia y tiene gran influencia sobre la toma de decisiones del otro. Pongamos atención al vestuario por ejemplo, nadie nos puede decir cómo vestir pero los atuendos y accesorios ofrecen detalles personales a nuestro interlocutor. Atención al orden y la limpieza, porque esto puede determinar la fluidez de una conversación o negociación.

2. Nuestro cuerpo y comportamiento

Una de las mayores causas de rechazo laboral y despido es la conducta personal. No solo lo que hacemos conscientemente afecta nuestra relación con el otro, son los gestos y ademanes a los que no prestamos atención, lo que da la pauta en un intercambio verbal.

Nuestro rostro y movimientos faciales o corporales, son importantes indicadores que pueden inducir desconfianza en la otra persona, así que prestemos especial atención a las expresiones que mostramos frente a distintas situaciones.

Cuando hablamos, nuestras manos acompañan el mensaje, por eso hay que tener mucho cuidado en la forma como las usamos.

Como recorres el camino dice mucho de la forma como llegarás a la meta. Tu manera de caminar y ergonomía también hablan personalmente de ti como líder.

El perfume o loción que utilicemos debe reflejar nuestra forma de ser, la noche, el día o la ocasión pueden demandar la necesidad de un aroma diferente. Sea cuál sea, cuídate de oler bien siempre.

Recuerda no apartarte del grupo, departe con la gente, aprovecha la presencialidad y no la cambies por la virtualidad, el uso del celular cuando estás con otras personas, si no es urgente, puede crear un ambiente incómodo.

3. La marca personal y el networking

Una vez logres controlar conscientemente los anteriores aspectos, empieza a desarrollar tu marca personal.

A nadie le gusta tratar con una persona que no sabe presentarte a sí misma o que no tiene habilidades interpersonales. Construye tu marca a partir de tu experiencia y ten en cuenta que tu biografía debe ser completa, no es sólo lo que eres ahora sino el cómo llegaste a serlo. Tu recorrido te representa como un líder ante tus empleadores, compañeros o clientes.

Empieza a generar contenido que te representa, a través de un blog o de tu perfil en Linkedin o Twitter. Date a conocer y habla de temas de interés, de esta forma podrás mejorar el reconocimiento de tu marca personal, incrementar el éxito de tu negocio y empezarás a establecer contactos. El networking dependerá de tu capacidad de relacionamiento y presencia profesional, ¡Empieza a formar tu red de alianzas!

Programas Internacionales

08/Jun/2017

Temas:
Noticias para Estudiantes,

Eventos

Ver Todos