Usted está aquí

Decreto 1330 de 2019 - Condiciones Institucionales

Volver a Aseguramiento de la Calidad

Decreto 1330 de 2019: Condiciones Institucionales

El Politécnico Grancolombiano, en cumplimiento de las disposiciones emanadas por el Ministerio de Educación Nacional para ofrecer y desarrollar programas de Educación Superior, informa a toda su comunidad académica y administrativa que se viene trabajado en la implementación gradual de las actualizaciones normativas de obligatorio cumplimiento establecidas en el Decreto 1330 de 2019 desde el mes de febrero de 2020.

Este Decreto reglamenta el Registro Calificado de los programas académicos de Educación Superior de que trata la Ley 1188 de 2008, con relación a las Condiciones de Calidad de las Instituciones y los Programas. En este sentido, el Politécnico Grancolombiano debe cumplir con seis condiciones de calidad de carácter institucional, las cuales son:Condiciones de calidad

Estas características facilitan y promueven el desarrollo de sus labores formativas, académicas, docentes, científicas, culturales y de extensión de la Institución, en coherencia con su naturaleza jurídica, identidad y misión institucional; así como con las distintas modalidades en que ofrece su portafolio académico. Todo ello en procura del fortalecimiento integral del Politécnico Grancolombiano y de su comunidad académica en el marco de la transparencia y la gobernabilidad.
 
El cumplimiento de este Decreto es garantía de que el Politécnico Grancolombiano está comprometido por una educación de alta calidad.

 

Enlaces de Interés

 

Contacto

Directora de Aseguramiento de la Calidad
Angela Magnolia Ríos Gallardo
[email protected]

Coordinadora de Registros Calificados - Posgrado
Helena Esperanza Quiñonez Aguja
[email protected]

Coordinador Acreditación Programas
Benjamín Giovanni Cepeda Ramírez
[email protected]

Coordinador Gestión Conocimiento
Jhon Henry Solórzano Lozano
[email protected]

Coordinador Registro Calificado Programas Pregrado
Paola Andrea Piza
[email protected]

Jefe de Información SNIES
Javier Andrés Mendieta López
[email protected]

Apoyo Administrativo y Financiero
Evelin Yulieth Villamil Cardenas
[email protected]

Estudiantes

En virtud de las disposiciones del Proyecto Educativo Institucional- PEI, la acción formativa del POLI está orientada principalmente a jóvenes y adultos egresados de la educación media, cualquiera sea su edad y lugar de residencia, que tengan la expectativa de vincularse al mercado laboral, actualizar su conocimiento o reconvertirse laboralmente en el corto o mediano plazo, bien como empleados, como trabajadores independientes o como emprendedores.

En este sentido, para el Politécnico Grancolombiano el estudiante es considerado como el centro del desarrollo de propuestas académicas innovadoras, orientadas a satisfacer sus demandas diferentes y cambiantes, asegurando que cada uno de ellos pueda culminar exitosamente su programa de formación y vincularse a una actividad laboral satisfactoria. (PEI 2020, p.3)

El paso del estudiante por la Institución está regulado por el Reglamento Académico y Disciplinario, el cual fue actualizado en el año 2018, con la intención de ajustarlo a las necesidades y al desarrollo de la vida institucional, pero preservando su orientación hacia la excelencia académica y a la convivencia, valores que han caracterizado la Institución. Este hecho llevó a fortalecer los mecanismos institucionales de divulgación y a promover entre los directivos académicos la aplicación, a consciencia, de las disposiciones reglamentarias para la atención de situaciones particulares de los estudiantes, tales como los reingresos, las homologaciones, el doble programa, la doble titulación y el segundo calificador, entre otros. Esta actualización quedó aprobada institucionalmente mediante el Acuerdo No. 02 del 2017.

En este mismo sentido, el Politécnico Grancolombiano con el propósito de armonizar los mecanismos para la selección y evaluación de estudiantes con su diversidad institucional; entendiendo el proceso de selección de estudiantes como las etapas sucesivas que se abordan desde el momento de la inscripción, la admisión, el ingreso y finalizan en la matrícula; ha definido procesos y procedimientos claros que regulan las relaciones de los estudiantes con la Institución y sus responsabilidades académicas y disciplinarias, en concordancia con las disposiciones constitucionales, legales, estatutarias, misionales y el Proyecto Educativo Institucional (PEI), es así como asegura la calidad del servicio educativo que brinda.

Del mismo modo, considerando el liderazgo del POLI en el modelo de educación virtual en Colombia y el deseo de desarrollar una metodología de educación diferente, se promueve una cultura de innovación como herramienta de apoyo para fortalecer los procesos de formación de los estudiantes, tanto en la modalidad presencial como en la modalidad virtual, es así que a fin de asegurar los procesos de matrícula y evaluación de los estudiantes de pregrado y posgrado, en las diferentes modalidades, se han establecido mecanismos que se caracterizan por su estandarización y validación, son de fácil acceso y están dispuestos para el aspirante en los medios de comunicación oficiales de la institución. Es de anotar que todo el proceso está debidamente documentado y aprobado por las instancias Institucionales pertinentes, además de encontrarse en la ruta hacia su certificación de calidad. Para visualizar los mecanismos de selección se puede acceder al siguiente enlace https://www.poli.edu.co/content/proceso-de-admision


Profesores

El Proyecto Educativo Institucional del Politécnico Grancolombiano ha definido que su razón de ser es la comunidad académica, pues en ella se llevan a cabo los procesos de interacción humana y de comunicación con el fin de crear espacios y ambientes propicios para la reflexión, la discusión y la investigación en el marco de la preparación de profesionales en toda la cadena de formación. La comunidad académica está conformada por los estudiantes, los egresados, los profesores y los directivos. Esta comunidad tiene como elemento cohesionador del conocimiento tanto en sus procesos de divulgación como de construcción. El profesor, como parte de la comunidad académica, no solamente es un experto en su disciplina, sino que ha hecho del saber pedagógico su proyecto de vida. Para él, la docencia debe estar acompañada de un alto interés por la investigación y la innovación. Es un mediador de la cultura para que el estudiante desarrolle su propia razón, los valores y los principios que desea formar la Institución. (Reglamento del Profesor, Art.2 - 2015)

La acción misional se materializa en el profesor como agente principal de las funciones sustantivas de docencia, investigación y proyección social. Por tanto, bajo criterios de excelencia académica, de rigor intelectual y de respeto por los otros, su quehacer se enmarca en la libertad de cátedra, enseñanza e investigación de la que dispone el profesor y la cual actualiza de manera permanente.

La Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano establece como uno de los objetivos principales, el “consagrar los principios y las reglas tendientes a asegurar la vinculación de profesores con las más altas calidades humanas, académicas y éticas, comprometido con el desarrollo de la misión institucional y del Proyecto Educativo de la Institución”; tal y como lo establece el Reglamento del Profesor, aprobado en 2015 (página 5).

En cumplimiento de lo anterior la Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano ha fortalecido la formación de los profesores nuevos y antiguos de tal manera que permite la consolidación de una planta profesoral con las competencias para responder a las metas establecidas en el Proyecto Educativo Institucional y las condiciones necesarias que promuevan el efectivo desarrollo de apropiación, transferencia y aplicación del conocimiento en el marco de las funciones sustantivas institucionales.

Adicionalmente, el Reglamento del Profesor tiene como objetivos, definir los criterios de selección, vinculación y promoción de los profesores; establecer los requisitos y condiciones de permanencia y retiro de los mismos; establecer los lineamientos de ingreso, ascenso y permanencia en el escalafón para los profesores de planta; así como, determinar los criterios de evaluación docente y su contribución a la estrategia institucional. (Reglamento del Profesor, Art.3 - 2015)

En este sentido, tal y como se enuncia anteriormente, todas las disposiciones consagradas en el Proyecto Educativo Institucional y en el Reglamento del Profesor, orientadas a la gestión del estamento docente y administración de sus funciones, son coherentes con la naturaleza jurídica e identidad institucional.

En el Politécnico Grancolombiano las dependencias administrativas y financieras se encuentran en función de la academia. Por tal razón, la estructura organizacional está alineada con el Proyecto Educativo Institucional y el Documento Estrategia Institucional, enmarcados en la búsqueda de indicadores de alta calidad de la educación superior. A través de los Estatutos y la Arquitectura Institucional se dimensiona el funcionamiento académico-administrativo.

Los órganos de gobierno tanto académicos como administrativos generan direccionamiento en la institución a nivel nacional, es decir, debido a que la estructura estatutaria define el alcance de las instancias de gobierno y gobernabilidad del orden nacional, tanto la sede Medellín como la sede Bogotá y su oferta académica en las dos modalidades (virtual y presencial), se rigen bajo estos parámetros. En este orden de ideas, el direccionamiento estratégico institucional articulado al Proyecto Educativo Institucional, se lidera desde el nivel central e irradia las dos sedes y la oferta académica en su conjunto.

El Gobierno y la gestión de una institución superior configuran lo que en el POLI se concibe como gobernanza, que no es otra cosa que la coherencia entre lo que una institución declara (principios, valores, fines), lo que se hace (decisiones, planes), cómo se hace (la gestión propiamente dicha), y los resultados que se obtienen (rendición de cuentas). Una buena gobernanza se caracteriza por la confianza de las partes interesadas en sus órganos decisorios y en sus estructuras de gobierno y administración, así como por la eficacia de su gestión.

El balance entre estas características no es fácil de lograr en instituciones de educación superior que no son empresas en sentido estricto, pero que requieren para su gestión una perspectiva gerencial que le permita enfrentar con éxito las condiciones de mercado en las que operan, las expectativas en ocasiones opuestas de los diversos grupos de interés, así como las regulaciones que rigen la educación superior y las actividades comerciales.

El POLI reconoce estos condicionamientos como fuerzas en tensión y las asume como el marco de posibilidades y restricciones dentro del cual debe cumplir su misión:

  • Como institución educativa autónoma, formula su proyecto educativo institucional, elabora planes y asigna recursos, conforma sus órganos de gobierno con competencias y responsabilidades precisas y define la forma cómo se organiza y se administra internamente, bajo parámetros de legitimidad (confianza) y efectividad.
  • Como parte de una comunidad, consulta las expectativas de los grupos de interés internos y externos a la institución y establece mecanismos para resolver posibles tensiones y conflictos de interés, de cara a la comunidad académica y con prioridad en el (mayor) bien común.
  • Como institución responsable de un servicio público se ajusta a las normas, sus procesos son transparentes y cuenta con mecanismos formales de autorregulación. Honra la confianza ella por la sociedad, los organismos del Estado y sus propios grupos de interés, y como tal, rinde públicamente cuentas de sus actuaciones. (PEI 2020, Pág.12)

La Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano, acoge el concepto de autoevaluación que plantea el Consejo Nacional de Acreditación, el cual señala que: “la autoevaluación consiste en el ejercicio permanente de revisión, reconocimiento, reflexión e intervención que lleva a cabo un programa académico con el objetivo de valorar el desarrollo de sus funciones sustantivas en aras de lograr la alta calidad en todos sus procesos” (Consejo Nacional de Acreditación, 2013) . Así mismo, establece en su modelo interno, que una sólida cultura de la autoevaluación debe ser la base sobre la cual actúan el sistema de aseguramiento de la calidad.

De igual manera, la ley 30 de 1992 en su artículo 55 establece que la autoevaluación es una tarea permanente en las instituciones de Educación Superior y el Decreto 1075 de 2015 señala la autoevaluación: i) como condición de calidad de carácter institucional, considerado como un proceso cultural a nivel interno, ii) donde participen los miembros de la comunidad educativa, iii) sea verificable a través de evidencias e indicadores, iv) sea transversal a todas las condiciones de calidad, v) sea coherente con los planes de mejoramiento. Particularmente para para los procesos de renovación de registro calificado, plantea que se debe presentar los resultados de por lo menos dos procesos de autoevaluación realizados durante la vigencia del registro calificado de un programa académico, de tal forma que entre su aplicación exista por lo menos un intervalo de dos años. Finalmente, la autoevaluación es considerada como la etapa esencial en la acreditación de alta calidad, tanto para programas como para instituciones.

A partir de ello, la Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano (IUPG), comprometida con la calidad de la Educación Superior de Colombia, a través de los programas que oferta, se rige bajo las orientaciones nacionales generadas tanto por el Ministerio de Educación Nacional como del Consejo Nacional de Acreditación. La Institución, en el marco del aseguramiento de la calidad de sus programas académicos, decidió en el año 2003, por orientación del Consejo de Delegados, iniciar los procesos voluntarios de autoevaluación para sus programas académicos y con ello la implementación de planes de mejoramiento, que gradualmente fueron fortaleciendo poco a poco el ejercicio de autorregulación, cumpliendo con estándares de calidad.

Es así como se constituyó en el año 2015 el modelo de autoevaluación institucional en el POLI, el cual concibe la autoevaluación como un proceso de revisión interna realizada a sus asuntos académicos y de formación integral, a través de un ejercicio crítico y objetivo, con el fin de identificar sus realizaciones y debilidades, como mecanismo de mejoramiento continuo y con ello evidenciar el nivel de avance y la madurez adquirida en el tiempo. (Modelo de Autoevaluación Institucional, 2015 - p.8)

Teniendo en cuenta lo anterior, la presente condición contiene información relacionada con el proceso de autoevaluación; actores, fases, elementos y productos que constituyen el pilar del mejoramiento continuo de los programas en la institución y la base para la autorregulación de la calidad académica.

La Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano a través de la Oficina de Graduados, concentra sus acciones en garantizar que todos los estudiantes que obtengan títulos otorgados por el POLI continúen vinculados en calidad de graduados y que, a través de procesos de fidelización, gestión, educación continua y acompañamiento permanente en favor de esta comunidad, se genere impacto en el contexto donde se desempeñan como profesionales. Es así como se han estructurado acciones en servicio integral, con el objetivo de incentivar y fortalecer el sentido de pertenencia hacia la institución que les facilitó fortalecer su proyecto de vida a través de la vinculación en acciones que aportan al desarrollo institucional y que permiten la construcción de estrategias de cooperación y beneficio mutuo.

De acuerdo con las disposiciones del Proyecto Educativo Institucional, el graduado grancolombiano es una persona competente, que comprende y da cuenta de información y de su contexto, así como también tiene la capacidad de “…identificar problemas, investigar, y proponer soluciones viables; establecer relaciones entre piezas aparentemente dispersas, hacer preguntas e indagar nuevas fuentes; seleccionar información relevante y veraz; asumir puntos de vista y tomar decisiones con base en el mejor conocimiento; prever y asumir las consecuencias de sus acciones en un marco de valores socialmente compartidos…”, tal como lo relaciona el numeral 5.1 del Proyecto Educativo Institucional (PEI), septiembre 2020.

Coherentes con la apuesta institucional que el POLI contempla en su PEI y acorde a las disposiciones ministeriales los egresados evidencian la apropiación de la misión institucional, por lo tanto, son ellos quienes a través de su desarrollo profesional y personal contribuyen a las dinámicas sociales y culturales. Por tal razón, la institución deberá demostrar la existencia, divulgación e implementación de los resultados de políticas, planes y programas que promuevan el seguimiento a la actividad profesional de los egresados. A su vez, la institución deberá establecer mecanismos que propendan por el aprendizaje a lo largo de la vida, de tal forma que involucre la experiencia del egresado en la dinámica institucional (Decreto 1330, Artículo 2.5.3.2.3.1.5). A este respecto, la Oficina de Graduados, producto de la madurez del proceso y una vez consolidada la estructura administrativa en favor del graduado del POLI, articula su accionar en la formulación de una política la cual se ha venido consolidando a lo largo de la historia institucional y del relacionamiento con el mismo estamento, el cual ha contribuido a definir los lineamientos que soporta dicha política.

La Política consolida los lineamientos institucionales que, a través de la Oficina de Graduados, fortalecen el sentido de pertenencia de esta comunidad en el mediano y largo plazo, por medio de acciones que aseguran un servicio integral en el marco de los cuatro ejes estratégicos y que aportan al desarrollo institucional, cooperación y beneficio mutuo para los graduados.

El concepto de Bienestar Institucional acoge aliados en las diferentes áreas con relación directa al concepto de formación integral y la mejora constante de la calidad de vida, es por esto que se trabaja de la mano con las áreas vinculadas a la reducción de la deserción desde el apoyo económico, acompañamiento académico y psicológico, la responsabilidad social con la comunidad Poli y sus alrededores, la proyección social, los proyectos y acciones encaminados al fortalecimiento de una cultura inclusiva, la seguridad y salud laboral, además de los ejes fundamentales que han constituido el Bienestar Universitario contemplados desde el desarrollo artístico, cultural, deportivo y recreativo, la promoción del autocuidado y la educación en salud.

El Modelo de Bienestar Institucional fortalece la vinculación directa con la academia, bajo la incorporación de una de las áreas centradas en el bienestar de la comunidad, la Vicerrectoría Académica, lo cual permite la construcción colectiva de estrategias de Bienestar Institucional basadas en el intercambio de información en doble vía sobre las necesidades de los diferentes actores de la comunidad. De igual forma, este vínculo Bienestar-Academia se ha fortalecido con los años debido a la importancia reconocida por la institución en el Factor de Bienestar en la acreditación, determinada por el Consejo Nacional de Educación Superior CESU y en especial, por el Consejo Nacional de Acreditación.

Desde esta perspectiva, la integración de procesos enmarcada en el Sistema de Gestión Integral para la Sostenibilidad del POLI, direcciona sus recursos y el compromiso de todos los colaboradores de la Institución, asignando funciones propias y roles basados en un gobierno por procesos dando así participación a todas las partes interesadas para contribuir con las metas y objetivos propuestos por el Sistema.

Desde el horizonte fundacional y estatutario la Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano en desarrollo de su objeto, correspondiente a la prestación de servicios en todos los campos de acción de la educación superior, según lo previsto en el Artículo 7 de la Ley 30 de 1992 y demás disposiciones complementarias y concordantes, puede realizar las siguientes actuaciones:

  • Adelantar todas las actividades académicas, investigativas, de extensión o de servicio conducentes al logro de su objeto.
  • Celebrar convenios interinstitucionales para lograr la óptima utilización de sus recursos.
  • Celebrar todo tipo de contratos con personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, con los cuales se busque el desarrollo de los objetivos de la institución.
  • Disponer activa y pasivamente de los derechos reales, tales como usufructo, uso o habitación, prenda e hipoteca.
  • Avalar obligaciones propias, de estudiantes o de terceros, en beneficio o interés de la Fundación.
  • Recibir donaciones provenientes de los mismos fundadores o de terceros.
  • Realizar otras actividades preparatorias, complementarias o accesorias de las anteriores que sean necesarias o conducentes para el logro de su objetivo y fines.
  • En general, realizar todos los objetivos previstos en el Artículo 6 de la Ley 30 de 1992. (Estatutos. Art. 4).

Igualmente, en el marco de su autonomía formula el Proyecto Educativo Institucional, elabora planes y asigna recursos, conforma sus órganos de gobierno con competencias y responsabilidades precisas y define la forma como se organiza y se administra internamente, bajo parámetros de legitimidad (confianza) y efectividad. (PEI 2020, p.12)

En consecuencia, los Estatutos y el PEI, cimienta los referentes en la definición de los requerimientos para el desarrollo del bienestar institucional y la demanda de los recursos físicos, tecnológicos y financieros, así como en el fortalecimiento de las relaciones nacionales e internacionales. Lo anterior, de acuerdo con su naturaleza jurídica, identidad, misión, tipología y en un contexto determinado. (Acuerdo 02 de 2020- CNA)

Teniendo en cuenta los referentes anteriores, el POLI asume como una de sus principales premisas garantizar la disponibilidad de espacios y recursos físicos que permiten el desarrollo de las actividades académicas de manera adecuada y que garanticen los procesos de enseñanza, investigación, proyección social, bienestar, y apoyar toda la gestión académica y administrativa de una manera efectiva.